Empresarios turísticos radicalizan postura contra cambios a ley sobre días feriados

BÁVARO. Diversas instituciones relacionadas con restaurantes, turismo y hoteles han rechazado categóricamente que se modifique la Ley 139-97 sobre días feriados, cuya eliminación fue aprobada a finales de julio por la Cámara de Diputados.

Esta ley dispone que los feriados que caigan en un día comprendido entre el martes y el viernes no sean movidos. Se trata de una pieza introducida por el diputado Juan Julio Campos Ventura, de la provincia de La Altagracia, que limitaría que los dominicanos puedan disfrutar de fines de semana largos, también conocidos como “puentes”.

Esas fechas rojas en el calendario corresponden al Día del Trabajo, Constitución de la República, natalicio de Juan Pablo Duarte, Independencia Nacional, Restauración y otros religiosos, las cuales fueron declarados “inamovibles” por esta ley.

Otros que no se mueven son el 6 de enero (Día de los Santos Reyes Magos), y los religiosos correspondientes al 21 de enero (Día de Nuestra Señora de La Altagracia), 24 de Septiembre, (Día de Las Mercedes) y 25 de diciembre (Día de Navidad).

Por tal razón, instituciones como la Asociación de Operadores de Turismo Receptivo de la Republica Dominicana (Opetur), la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona), el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Empresas Turísticas del Norte (Ashonorte) y la Asociación de Hoteles y Turismo de la Repú- blica Dominicana (Asonahores), han mostrado total desacuerdo a la modificación porque detiene la actividad económica del país.

Opetur, organismo que maneja el 90 por ciento de los turistas que ingresan al país, reafirma que este cambio “atenta contra la dinámica económica de la República Dominicana ya que como se ha manifestado, esto representa un movimiento de cinco mil millones de pesos anualmente”.

Recuerda que este modelo es también aplica do en otros países, pero si esta es eliminada, según como coincidan los días feriados, podrían paralizar las empresas a mitad de semana, golpeando así la economía del país”, señala Opetur.

De su lado, Asonahores calificó como “una puñalada al turismo interno” la acción hecha por la Cámara de Diputados y confió que el “Senado no aprobará esa mutilación, al igual que hizo en 2014”. En tanto que, el presidente de Ashonorte, José Natalio Redondo, dijo que esa institución no entiende el “por qué de la premura de la aprobación de este proyecto, pues con ello no hay un beneficio particular, sino más bien, una des ventaja general para la industria turística y de manera directa para el visitante local, que utiliza con frecuencia estos días feriados para hacer turismo interno”.

También, la Asociación Dominicana de Prensa Turística (Adompretur), junto a sus filiales de Puerto Plata, Santiago, Samaná, Higüey y Punta Cana, consideró que tal modificación perjudica la dinámica del turismo interno y la actividad productiva del país. Desde que se promulgó la Ley por el entonces diputado Pelegrín Castillo, el 19 de junio de 1997, han querido modificarla en los años 2011 y 2014.

Diputado Juan Julio Campos se defiende

Juan Julio Campos, diputado por La Altagracia.

La semana pasada, el diputado Juan Julio Campos llamó a la emisora Kool FM, del Grupo EB, y aclaró que no se mueven las fechas patrias ni religiosas, y consideró que “estamos siendo injustos con los dominicanos”, porque entiende que hay días importantes que no deben de moverse, por el ejemplo, el Día de Duarte.

Dijo que eso facilita que las futuras generaciones no olviden esa fecha e indica que “es necesario guardar los valores patrios”. Esas fueron las razones que lo motivaron a someter la modificación, las cuales sólo fueron dos días: El de Duarte y de Reyes y que su compañero, el diputado del Frente Amplio, Fidel Santana, solicitó a que también se incorpore como inamovible el Día del Trabajo.