Empresarios exigen sean culminadas las obras pendientes en Higüey

Juan Bautista Rodríguez / [email protected]

Higüey. Los empresarios higüeyanos exigieron al gobierno municipal y central la pronta culminación de varias de las obras pendientes, así como atender los altos índices de inseguridad que azotan los habitantes de esta ciudad.

El presidente de la Asociación de Empresarios de la provincia La Altagracia, Misael Castillo Areché, aseguró que esta región del país aporta un 30% al producto interno bruto (PIB), y sin embargo no se está recibiendo la atención necesaria que amerita la ciudadanía, para lo cual reiteraron la demandas en diversas áreas a las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

“Queremos destacar la inseguridad ciudadana imperante en la provincia que ha llegado a tales grados, que los ciudadanos se han visto obligados a modificar sus patrones de conducta. Hemos tenido que vernos obligados a modificar el horario de nuestra salida por miedo a los robos, asaltos, muertes y violaciones”, enfatizó.

Asimismo, Areché en compañía de varios reconocidos empresarios de Higüey, exhortó al Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), para que se finalice el tan anhelado acueducto que por años esperan los moradores de esta ciudad.

“Los higüeyanos no resistimos más la falta de agua; no es posible que a más de ocho años de haberse iniciado esta obra y a pesar de la cantidad de dinero invertido, unos RD$ 3 mil millones, a estas alturas, Higüey sigue sin agua y sus habitantes contratando camiones para obtener el precio líquido, lo que afecta considerablemente el presupuesto de nuestros hogares”, destacó.

El dirigente empresarial afirmó que la ciudad también padece de otros problemas que inciden negativamente en la calidad de vida de los habitantes, como: una efectiva recolección de la basura; rotulación, numeración, iluminación y arreglos de calles; construcción de aceras y contenes, además de la organización del tránsito.

Areché, en nombre de los empresarios, llamó la atención de las autoridades para que en materia de salud fortalezcan los servicios que ofrece el Hospital General de Especialidades “Nuestra Señora de la Altagracia”, inaugurado el pasado mes de enero, puesto que, a su juicio, no está ofreciendo funcionando con la calidad para el que fue diseñado.