Educación y Sociedad / Poder popular: forma de liderazgo comunitario

Felipe A. Mota

Felipe A. Mota /
[email protected]

Cada día, al acceder a los medios noticieros, es normal encontrar datos en los que predominan los temas relacionados a la crisis sociopolítica, el incremento de los actos delictivos y los niveles de inseguridad en la República Dominicana.
De forma general, se alude que dichos males son producto del bajo nivel de compromiso que asumen las autoridades del Estado, en su rol de garantizar una calidad de vida digna para cada uno de los ciudadanos.
No obstante, también es cierto que existe un rol que le compete a la población frente aquellas problemáticas sociales que les perjudican, y que ésta debe asumir. Puesto que, la incidencia social y política de la sociedad civil en los procesos de diseño, implementación y monitoreo de las políticas públicas es fundamental para el cumplimiento efectivo de las leyes y compromisos que se adoptan como gobierno y Estado.
Es por ello que la ciudadanía tiene la responsabilidad de monitorear que esos procesos de cumplimiento se lleven a cabo, tanto a nivel nacional como a nivel local, y por defecto, si tal participación no es activa, entonces se aumenta las probabilidades de abrir brechas a la falta de transparencia y corrupción.
Creemos que, impulsando el liderazgo comunitario, desde las Juntas de Vecinas hasta las demás Organizaciones de las Sociedad Civil (OSC), se puede contar con un capital social que induzca al desarrollo. La Sra. María Isabel Reyes, en su tesis doctoral titulada: Liderazgo Comunitario y Capital Social plantea que: el liderazgo [comunitario] traza estrategias y acciones colectivas destinadas a modificar las condiciones humanas o de la comunidad, estructuras sociales, creencias culturales o prácticas dominantes que definen lo que “es” para transformarlo en lo que “debería ser”. A esto es lo que llamamos “poder popular” a esa capacidad que tiene el pueblo de reorganizarse y trazar acciones que impacten positivamente el desarrollo de su comunidad, acciones encaminadas al bien común y a la democracia participativa.