Educación y Sociedad / Habilidades de la Sociedad del Conocimiento

Felipe A. Mota

Felipe A. Mota / [email protected]

Los avances brindados por la globalización, y los efectos de las nuevas tecnologías, están permitiendo nuevas rutas de desarrollo social y económico en las empresas de las sociedades emergentes. No obstante, las nuevas tendencias de las empresas y del mundo productivo están demandando cambios en la selección de su capital humano.
Al indagar en esto, comprobamos que los sistemas educativos actuales tienen un gran desafío, y es el de formar individuos con competencias que le permitan insertarse en el nuevo mundo laborar con las habilidades que se requieren en la sociedad del conocimiento. Para ello es indispensable, desde los gobiernos, orientar los objetivos en materia educativa hacia este nuevo norte y, en el marco del aprendizaje autónomo, identificar cuáles son esas habilidades que nos pueden servir en la construcción de un perfil profesional mucho más competitivo y productivo.
A continuación, se detallan algunas de habilidades y competencias que podrían potencializar el perfil profesional en todos aquellos que desean ser potencialmente competentes en la sociedad de la información y el conocimiento.

1)Habilidades en el manejo de las TIC. Es muy importante para las empresas de la nueva era contar con un personal alfabetizado en las tecnologías de la información y comunicación. Se hace casi obligatorio. Es por ello, que se requiere que los profesionales se capaciten en sistemas informáticos y que las empresas desarrollen programas de capacitación en esta materia.

2)Manejo de otros idiomas. Los niveles de globalización están demandando que las empresas cuenten con un personal cualificado en diferentes lenguas. Es por ello que el manejo de esta habilidad es indispensable para aumentar la competitividad.

3)Colaboración y trabajo en equipo. Ya no basta con contar con un personal intelectualmente competente, también se requiere que el personal tenga habilidades de convivencia, que puedan ser colaborativos y flexibles al trabajo en equipo. La colaboración aumenta la productividad puesto a que los actores unifican experiencias y habilidades, lo cual permite un producto mucho más cualificado.

4)Comunicación efectiva. Significa ser capaces de transmitir un mensaje sin que este genere confusiones o malentendidos por parte del receptor. En el ámbito profesional y laboral, contar con mecanismos de comunicación efectiva es fundamental para prever situaciones generen conflictos y/o pérdidas.
En conclusión, aunque la competitividad de las empresas no se limita únicamente al desarrollo de estas habilidades por parte de su capital humano, es seguro que su desarrollo podría garantizar buenos resultados en las mismas a corto, mediano y largo plazo.