EDITORIAL / Por una Semana Santa sin lamentaciones

Con el Domingo de Ramos, celebrado ayer, inició oficialmente la Semana Santa, tiempo que debería ser de recogimiento familiar e intimidad con un Jesús que va hacia la crucifixión; sin embargo, ha sido tomado por la mayoría de las personas como un asueto para vacacionar en diversas zonas del país, como es el caso de la región Este.
Como es tradición, las provincias La Altagracia y La Romana son dos de las más visitadas por turistas nacionales e internacionales durante la Semana Mayor.
Sólo para La Altagracia, las autoridades del municipio de Higüey y del Distrito Municipal Verón-Punta Cana estiman un éxodo de unos 380 mil visitantes esta semana.
En ese sentido, han comenzado los aprestos a través del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), integrado por la Defensa Civil, Salud Pública, Cuerpo de Bomberos, Comisión Militar y Policial de Obras Públicas y Comunicaciones, con la finalidad de trabajar a favor de preservar la vida de cada visitante que llegue a esta zona del país y que busca pasar el asueto en las zonas de playas y ríos.
En la zona turística se redoblarán esfuerzos en términos de seguridad turística y vial, debido a que es uno de los destinos que más visitantes nacionales e internacionales escogen para pasar el asueto de la Semana Santa. Los bomberos tendrá un equipo conformado por unos 76 voluntarios, la Defensa Civil, unos 250 distribuidos en ocho centros de socorro; la Autoridad Metropolitana del Transporte dispondrá de unos 30 agentes y la Comisión Militar y Policial de Obras Públicas aumentará a 20 las unidades de supervisión vial, además de dos camiones gomeros, cinco grúas y tres ambulancias.
Igual acciones han tomado las autoridades de La Romana a favor de la preservación de los vacacionistas que escojan ese destino en esta semana. Acciones similares se están tomando en los hospitales de Salud Pública.
Semana Santa es un tiempo de reflexión y recogimiento, pero, si decidiste irte de vacaciones, ten pendiente que al regreso debes volver en perfectas condiciones de salud y no perjudicar a los demás.
Maneja con prudencia y moderación, disfruta el asueto y que este momento sea aprovechado para la reflexión y regresar renovado.
Hacemos un llamado a la reflexión a los miles de dominicanos y extranjeros que esta Semana Santa se desplazarán a estas provincias del Este a pasar sus vacaciones, para que lo hagan con prudencia y sabiduría.