EDITORIAL / La oposición de Amable frente a Verón

Desde siempre, el senador de La Altagracia, Amable Aristy Castro, ha mostrado una coherencia digna de resaltar en tanto su oposición de apoyar un proyecto que eleve la jurisdicción de Verón Punta Cana de distrito municipal a municipio.
No lo dice a puertas cerradas: lo hace con firmeza y determinación, acción que no es frecuente en los políticos dominicanos, mucho menos en los representantes de una provincia, por temor a que en futuras campañas el pueblo le pase factura.
Hace alrededor de dos años, Aristy Castro dio a conocer ese punto de vista, en un almuerzo invitado por Grupo de Medios EB en su natal Higüey, en el fervor de una campaña que realizaba el movimiento cívico “Yo Voto Aquí”, con miras a que los residentes de Verón-Punta Cana hicieran el cambio de residencia en sus cédulas, y así incrementar el número de votantes, y por ende motivar su cambio de residencia. Este viernes lo reiteró durante una visita realizada a esta empresa de multimedios, en la misma localidad de Verón-Punta Cana.
La negativa del senador altagraciano viene dada en el entendido de que la ciudad de Higüey es el dormitorio de miles de empleados que prestan sus servicios en la industria turística, por lo cual considera necesario que parte de los arbitrios que se generan en esa demarcación deben llegar a Salvaleón de Higüey como compensación.
Razona que desde Higüey salen diariamente unos 750 autobuses cargados de empleados hacia los hoteles, y a casi todos los comercios de Punta Cana, lo que a su juicio indica claramente que residen en la citada ciudad.
Sin embargo, la decidida oposición de Aristy Castro tiene sus frentes: una sociedad que ha madurado en cuanto a cantidad de residentes y votantes, así como sus compueblanos e igualmente legisladores de la Cámara de Diputados, Hamlet Melo y Juan Julio Campos Ventura, quienes en el 2015 fueron los principales promotores para que el distrito Verón-Punta Cana se convirtiera en un municipio más de la provincia.
Para ese entonces, Campos Ventura aclaró que la zona de Verón-Punta Cana necesita tener autonomía presupuestaria y contar con su independencia económica, para que pueda desarrollarse y recibir a todas las agencias del Estado.
Con el resurgimiento de este tema, de capital importancia para esta zona turística, sólo resta esperar que los principales actores políticos y sociales retomen la iniciativa, ya que amén de las consideraciones del senador Aristy Castro, Verón-Punta Cana está sobre calificado para ser un municipio.