Missing image

EDITORIAL / El Hospital Materno Infantil

El viejo hospital Nuestra Señora de La Altagracia registró el pasado 2016 cerca de tres mil nacimientos entre partos normales y por cesárea, en un segmento de mujeres compuesto menores de 15 años y algunas pocas mayores de 45.
Las estadísticas a nivel de la provincia son mucho más altas, debido a la cantidad de centros médicos privados que existen tanto en la ciudad de Higüey, como en los diversos distritos municipales. A esto se suma también el hospital del municipio de San Rafael del Yuma.
Sin embargo, pese a la alta tasa de natalidad que cada día se registrada en esta provincia, que de acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas registraba en 2012 una población de casi 300 mil habitantes, no fue hasta hace pocos meses que se construyó el primer centro pediátrico, ubicado en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana, bautizado con el nombre Hospital Pediátrico Oscar de la Renta, como un aporte de GRUPO PUNTACANA a la comunidad, con apoyo internacional del Gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública.
Es positivo y alentador escuchar que ya comenzó a materializarse el proyecto dirigido a la salud de la mujer en estado de gestación y de los niños de 0 a 15 años.
Se trata de ir haciendo la conversión de centro salud tradicional que era el viejo hospital de Higüey, en el Centro Materno Infantil Nuestra Señora de La Altagracia. La buena noticia la aportó en exclusiva a El Tiempo el doctor Héctor Julio Rincón y la difundimos el pasado lunes 3 abril en este semanario regional.
Son muy buenas nuevas para esta provincia, ya que con este centro especializado el tratamiento a la salud materno-infantil daría un giro muy positivo, debido a que está conformada por dos segmentos sensibles de la población: mujer e infancia.
El doctor Rincón confirma que ya comenzó el proceso de transformación y que al concluir el proyecto, La Altagracia contará con un Materno Infantil especializado en salud reproductiva de la mujer (ginecobstetricia), ginecología oncológica, mastología, pediatría, perinatología, entre otras.
Esto permitirá que tanto embarazadas como la población infantil de 0 a 15 años no tengan que estar expuestos a decenas de casos (accidentes, heridos) que a diario llegan a las emergencias de los hospitales y que deben ser presenciados de manera inmisericorde.
Aplaudimos esta iniciativa por parte del Ministerio de Salud Pública, ya que será de mucho beneficio para una provincia altamente productiva en lo económico y lo humano.