Missing image

EDITORIAL / CONCIENCIA REAL EN TORNO AL CÁNCER

República Dominicana pesar que desde hace varios años octubre ha sido dedicado a la lucha contra el cáncer de mama, innumerables mujeres mueren cada día, tras obtener un diagnóstico progresivo de esa enfermedad. Este tipo de cáncer, aunque puede ser detectado a tiempo a través de chequeos periódicos con el médico, lamentablemente sigue cobrando vidas.

Sin embargo, tras vencer el mito, mujeres que han recibido el diagnóstico positivo batallan contra esta dolencia y logran recuperarse. Es el caso de Hayanny Santana Cordero, una joven profesional higüeyana que, además de cáncer cervical, también pudo vencer el de mama. Esta mujer confiesa que su mundo quiso derrumbarse con esta noticia, y que sus ganas de vivir fueron mayores.

Hoy, esta mujer es madre de una niña de cuatro años, Zoe. Como Hayanny, en Higüey hay dos valiosas jóvenes dándole la batalla al cáncer de mama: Maribel Rivas, de 36 años y madre de dos niños, y Elizabeth Suazo, de 27 años y madre de una niña. Ambas proclaman su deseo de vencer esa terrible enfermedad y se han aferrado a Dios, a la ciencia y a su buen ánimo para llegar a lograrlo.

Las dos resaltan lo costoso del tratamiento, ya que consiste en sesiones de quimio y radioterapias que muchas veces resultan difíciles de sustentar económicamente. Al respecto, el director del Instituto Oncológico Heriberto Pieter, doctor José Ramírez, critica el derroche de recursos que exhiben cada octubre cientos de instituciones públicas y privadas, en campañas publicitarias contra el cáncer de mama. Cuestiona que se echa a un lado el hecho de que en las salas de ese hospital y de la mayoría que atienden a miles de mujeres afectas, éstas no están en capacidad de pagar el tratamiento y en muchos casos mueren.

En efecto, no sólo debería ser octubre el Mes de la Lucha contra el Cáncer, sino todo el año, y los recursos a esas grandes campañas publicitarias deberían estar dirigidos a apoyar a las miles de mujeres de escasos recursos afectadas por esta enfermedad. La conciencia debe ser real en torno al cáncer, tanto de las mujeres como de los que se dedican a lanzar recursos a la calle para meterse en la onda del “lacito rosado”, sólo en el mes de octubre.