Missing image

EDITORIAL / ¡Códigos peligrosos!

Recientemente, este semanario recibió la denuncia del joven empresario y activista comunitario Uridys Marte, de que en su propiedad, ubicada en el residencial Don Rogelio, en Verón, había encontrado en una pared un extraño código.
Preocupado, decidió investigar y se llevó la sorpresa de que se trata de un sistema de comunicación no verbal, que está siendo utilizado por desaprensivos para identificar viviendas que posteriormente son objeto de robos y asaltos.
Esta modalidad, ya utilizada en la ciudad capital y en otros lugares del país, ha comenzado a tener presencia en esta comunidad turística, lo que ha llamado la atención de varios residentes. Tal es el caso de Jovanny de los Santos, quien comentó que hace algunos meses su residencia, ubicada en el sector Los Manantiales, también fue marcada por unos individuos, quienes se hacían pasar como funcionarios del Ministerio de Salud Pública, con el pretexto de que habían ido a aplicar unas vacunas a sus hijos, a lo que este no accedió a darle entrada a su hogar.
Estos casos son investigados por las autoridades de seguridad, y a propósito el coronel Carlos Martínez Martínez, comandante del Destacamento de la Policía Nacional en Verón-Punta Cana, dijo que ya ha coordinado acciones con los órganos investigativos para dar una respuesta oportuna.
Una nota periodística publicada en esta edición bajo la firma de Julio González, a propósito de las denuncias recibidas, describe en detalles la nueva modalidad delictiva, a fin de que la población se ponga en alerta si detectan símbolos como estos en sus hogares o comercios.
Dentro de los más utilizados por los desaprensivos están los de: casa deshabitada, de vacaciones, mujer sola, sólo viven mujeres, y muy buena, entre otros.
Es importante que las autoridades eleven el nivel de prevención, ya que esta es una zona en la que la mayoría de las personas labora en horario extendido, y es necesario resguardar su integridad.