En dos meses Juzgado de Paz de Higüey atendió 517 citaciones por pensión alimenticia

Romayra Morla

HIGÜEY. El Juzgado de Paz de este municipio atendió 517 citaciones por incumplimiento de la pensión alimenticia de padres hacia sus hijos, durante los meses de febrero y marzo de este año. Así lo dió a conocer la magistrada Claudia Lorena Garrido, fiscalizadora ante el Juzgado de Paz, quien precisó que de las 517 citaciones fueron ventiladas a través de audiencias con las partes involucradas, 54 de los cuales fueron fallados por la Juez de Paz.

La representante del Ministerio Público ante el Juzgado de Paz de Higüey, informó, además, que se emitieron 86 actas de acuerdo homologado, 34 impedimento de salida del país, 28 actas de no acuerdo, 45 órdenes de arresto por incumplimiento de sentencias, mientras que por órdenes de conducencias se registraron 11 y 9 por otras conciliaciones.

Con relación al pasado año 2016, para el mes de febrero se registraron 429 casos, distribuidos en citaciones, arrestos, audiencias,  impedimentos de salida, actas de acuerdos homologados. Estos datos indican que hubo una reducción de cinco casos menos, ya que en febrero de este año se han registrado 424 casos.

Indicó que en marzo de 2016 el Juzgado de Paz recibió 430 citas, de las cuales se realizaron 53 audiencias por pensiones alimenticias y 34 expedientes fallados. Para igual período de este año, marzo, se registraron 462 casos por manutención, mostrando un incremento de 32 casos.

Los casos de pensión alimenticia conocidos por el Juzgado de Paz de Higüey corresponden a violaciones de la Ley 136-03 sobre Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en la que se establece la obligación del padre, madre o persona responsable suplir las necesidades básicas de sus hijos menores de 18 años como alimentación, educación, vestido, medicinas, entre otras.

El incumplimiento de esas obligaciones por parte de uno de los padres da lugar a poner una demanda para exigir el cumplimiento de la misma y ésta, a su vez, se hace a través del Juzgado de Paz.