DETRÁS DEL HORIZONTE / Haití, una sociedad primitiva

DETRÁS DEL HORIZONTE / Haití, una sociedad primitiva

Darío Yrizarry.
Darío Yrizarry /
dr_yrizarry@hotmail.com

Tal parece que la hermana republica de Haití, un conglomerado abrupto, anti social y sectario está condenada a la disolución definitiva como sociedad y la exclusión de los organismos internacionales que agrupan las naciones-estados, si tomamos en cuenta que intrínsecamente los sujetos que las componen no muestran subordinación ante las leyes que las rigen. No hay forma de que los haitianos post dictadura se encuentren consigo mismo, como si pareciera que desearan aquel régimen despótico y mano dura de Jean-Claude Duvalier alias Papa Doc.
En Haití se da el concepto sociedad que vemos en los animales, donde impera un orden sobre el caos y aquel que muestre más fuerza ejerce la superioridad sobre el conglomerado. Es una muestra de sociedad primitiva en la era de la tecnología espacial.
Visto los haitianos desde una perspectiva de Rousseau y su contrato social, con la aparición de la racionalidad, el divorcio entre esta y la sinrazón es justo lo que esta etnia se ha empeñado en izar y exponer al mundo como estandarte. Una frase de este lo resume todo: “Convengamos, pues, en que la fuerza no constituye derecho alguno, y que únicamente se está obligado a obedecer a los poderes legítimos de esta fuerza”. En principio, todos nacemos con los mismos derechos.
En Haití se da el concepto sociedad que vemos en los animales, donde impera un orden sobre el caos y aquel que muestre más fuerza ejerce la superioridad.
De igual manera, para Aristóteles la sociedad civil surge a partir de la asociación de individuos que conforman una sociedad, dando origen al estado protector y garantista del bien supremo de los hombres, que se da en forma natural dada la sociabilidad del mismo, teniendo como origen o punto de partida la familia.
Analizando la situación actual de Haití, vemos tan cuesta arriba que en pleno 2018 y después de recibir donaciones de dólares en cantidades millonarias en un periodo relativamente corto de tiempo, estos no hayan podido salir adelante, como si tuvieran condenados a la miseria colectiva y que misteriosamente algo le instara abandonar la media Isla en forma de éxodo.
Desde mucho tiempo antes del devastador terremoto del 2010 y siguiendo con el Ciclón Sandy en el 2012, han sido significativos los recursos en dólares que fueron enviados a los pseudos gobiernos destinados para ayuda al problema de inviabilidad de esta nación provenientes de Ongs y de instituciones como la Cruz Roja, quienes se dedicaron a recaudar estos fondos para reconstruir una parte de ese pedazo de tierra, dólares estos que hasta hoy nadie sabe adónde han ido a parar debido a que en el presente ese conglomerado exhibe las mismas carencias, las mismas vulnerabilidades y los mismos males de siempre.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews