Fuera del Aire / ¿Invasiones de parcelas en Bávaro?

Fernando Placeres.

FERNANDO PLACERES / [email protected]

Uno de los factores más difíciles de superar en el desarrollo de todo destino turístico es el relacionado con la seguridad jurídica.
Dentro de las adquisiciones que hacen los inversionistas ninguna resulta tan fundamental y costosas como la compra de los terrenos, parcelas o solares en que edificarán el proyecto.
Una de las mayores problemáticas a lo largo de la historia económica de nuestra provincia ha sido la dificultad para deslindar terrenos, superar dualidades de títulos y evitar los grupos de vándalos dedicados a la invasión ilegal de solares.
Si pudiera cuantificarse las pérdidas en tiempo y dinero ocasionadas por estos factores, de seguro la cifra en La Altagracia alcanzaría la altura de la Basílica.
Luego de la apertura de una oficina de la Jurisdicción Inmobiliaria las cosas han mejorado. Sin embargo son muchos los proyectos retrasados aún por esta causa.
Recientemente los administradores de un importante proyecto de viviendas ubicado en Los Altos del Hoyo de Friusa, denunciaron una turba de nacionales haitianos, supuestamente liderada por dominicanos, que se dedicaba a invadir terrenos agrediendo a los propietarios.
La denuncia cobró mayor gravedad cuando se alegó que, supuestamente, uno de los líderes presentaba un carnet del cabildo local y se hacía pasar por presidente de una de las juntas de vecinos de la zona.
Una denuncia de tal magnitud, que incluye amenazas, supuestas agresiones y fotos comprometedoras no puede ser pasada por alto.
La seguridad jurídica es vital para nuestro futuro como potencia turística. Nadie quiere invertir donde no hay respeto a la propiedad privada.
Por esta razón es recomendable que, a la mayor brevedad, las fuerzas del orden y el Cabildo, si fuera el caso, tomen cartas en el asunto.