FUERA DEL AIRE / ¡Cuidado con eso!

Fernando Placeres.

Fernando Placeres / [email protected]

Quienes recuerdan las causas fundamentales que debilitaron el turismo en Puerto Plata mantienen una constante presencia en los medios locales advirtiendo sobre el riesgo que significa permitir pleitos, golpes, bloqueos y agresiones terroristas, entre transportistas sindicalizados.

En una ocasión los miembros de un grupo sindical detuvieron un autobús repleto de turistas, apearon al chofer y lo molieron a palos.

Evidentemente, esos extranjeros jamás regresarían a Puerto Plata y probablemente, como aseguraron cuando fueron encuestados a la salida del país, ninguno de sus familiares cercanos.

Aunque los expertos aseguran que cualquier destino turístico que espera crecer debe cuidarse de que en  los mercados emisores surja una preferencia hacia el crucerismo, en razón de que esta modalidad detiene la construcción de nuevas habitaciones, no es menos cierto que hay quienes esperan de las visitas de los cruceros cierto dinamismo.

Ahora ha surgido una lucha silenciosa, que amenaza con aflorar en cualquier momento, entre dos sindicatos del transporte pulsando por entrar al complejo turístico Cap Cana para ofrecer servicios de taxi a los cruceristas.

Si como se comenta, se planea agredir a los taxistas que durante años han estado ofreciendo servicios en Cap Cana como método de lucha para obligar a las autoridades a que permitan a otro sindicato entrar a ese complejo hotelero e inmobiliario, entonces estaríamos repitiendo los mismos errores del pasado. Una constante en la lucha entre transportistas ha sido la lentitud de las autoridades en decidir acciones, aprobar permisos o tomar acciones responsables que eviten las confrontaciones.

Todos esperamos que en esta oportunidad el Ministerio de Turismo anticipe y que además las autoridades del transporte conjuntamente con los demás ministerios prevengan una debacle que terminaría perjudicándonos a todos.