Radares autovía El Coral

Costosos radares siguen siendo “adornos” de Autovía del Coral y Boulevard Turístico

Martín Sánchez /[email protected]

Bávaro. Alrededor de seis radares ubicados en diferentes puntos de la Autovía el Coral y el Boulevard Turístico del Este, con la intención de controlar los límites de velocidad, siguen sin funcionamiento, pese a que estas vías fueron terminadas entre los años 2012 y 2013, respectivamente.

El límite máximo de velocidad en la Autovía del Coral y el Boulevard Turístico es de 100 kilómetros por horas. El trabajo de los radares consistiría en que si un conductor sobrepasa esas velocidades, las cámaras tomarían una fotografía con la placa del vehículo y la multa le llegaría al chofer a su domicilio.

Esta modalidad funciona en la mayoría de los países desarrollados. Pero para ello, hay que actualizar los registros de los conductores. El director de la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas (MOPC), general Estanislao Gonell Regalado, minimizó el problema al indicar que: “sólo faltan algunos detalles que están casi listos”, empero no indicó fecha y hasta el momento sólo sirven para adornar las vías.

Al ser abordado en el lanzamiento del operativo de la pasada Semana Santa, precisó que están programados y que sólo es cuestión de coordinar la tecnología con los departamentos correspondientes. Por ahora, para controlar la velocidad de los conductores se auxilian de los agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET). Minoru Matsunaga, jefe de la AMET en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana, sostuvo que la tecnología no va a evitar un accidente, pero sí va aportar pruebas para que no comentan la imprudencia.

“Una cámara no va a evitar que un conductor exceda los límites de velocidad”. Matsunaga indica que antes de implementar esta tecnología, hay factores que se deben tomar en cuenta; como por ejemplo, sí la matrícula del vehículo está a nombre de otra persona, es a esta que le va a llegar la infracción y no al imprudente.

Quizás por esa razón, el coronel entiende que no se haya implementado.