Construcciones ilegales continúan creciendo en la zona turística de Bávaro

Verón. Cada vez más se hace frecuente observar el acelerado crecimiento urbanístico en diferentes espacios del Distrito Municipal Verón-Punta Cana. La zona experimenta un importante auge económico, lo que atrae nuevas inversiones y oportunidades de establecerse, pero también el surgimiento de construcciones que ocupan grandes terrenos sin el control de las autoridades.

La expansión no solo ha abarcado hoteles, sino además un incremento desordenado de asentamientos por doquier, constituyendo un gran problema para los inversionistas, que a pesar de la falta de una contundente respuesta gubernamental, la construcción de caseríos ilegales en sectores de Verón-Punta Cana, provoca la pérdida de millones de pesos por concepto de evasión de pago de arbitrios.

José Sánchez, presidente del residencial Ciudad del Sol, ubicado en Verón, manifestó su preocupación de como el mercado de las construcciones irregulares ha ido ganando terreno en los espacios del distrito municipal, las cuales violan lo dispuesto en la Ley de Ornato y Ley de Urbanizaciones.

“Es un problema que incluso va más lejos de ahí, porque abarca el tema del ordenamiento territorial que pareciera no hay forma de ordenarlo. Es algo muy serio que se convierte en una competencia desleal ya que no estamos en igualdad de condiciones”, aseguró.

Señaló que para asentar viviendas en un territorio especifico, se deben cumplir con estándares específicos que incluyen el asfaltado de calles, contar con planta de tratamiento, acueducto, tendido eléctrico, sistema de aguas residuales, entre otros aspectos, que son necesarios para garantizar la calidad de vida de los habitantes y que obligatoriamente tienen que establecerse de acuerdo a parámetros técnicos.

José Sánchez, presidente del residencial Ciudad del Sol.
José Sánchez, presidente del residencial Ciudad del Sol.

A su juicio, no se puede ordenar el territorio sino regularizan todos los asentamientos irregulares existentes y los que un futuro pudieran surgir, propuesta que la ha hecho llegar hasta la Junta Municipal Verón-Punta Cana, pero sin recibir resultados positivos.

“Siempre nos quedamos en veremos y el detalle está en que la Junta no puede otorgar permisos si esa urbanización que se pretende hacer no cumple con los permisos que manda la ley. Si la Junta, el Ministerio de Turismo o de Obras Públicas otorgan un permiso, estos entes tienen que garantizar de que se hagan las infraestructuras necesarias”, sostuvo Sánchez.

PREOCUPACIÓN DE ADECLA

Este tema del crecimiento urbano en la zona turística no es nuevo, de hecho en reiteradas oportunidades, técnicos agrupados en la Asociación de Desarrolladores y Constructores de la provincia La Altagracia (Adecla), han alertado que urge que se logre un mayor control del crecimiento las áreas urbanas, específicamente de Verón, Bávaro y Friusa, así como también una revisión de la unidad vial conformada por el Boulevard Turístico del Este, a los fines de lograr un desarrollo más organizado de la zona.

Desde esta organización estiman que más del 90% de sus constructores asociados son munícipes y, por tanto, se muestran interesados que los desarrollos que ejecuten en el polo turístico obtengan una calidad de urbanismo correcta.

Rafael Chireno, secretario de la Junta de Vocales de la Sala Capitular de la Junta Municipal de Verón-Punta Cana.

Quilvio Tió Schotborg, presidente de Adecla, dijo que el distrito municipal experimenta un avanzado crecimiento de las construcciones y que en los actuales momentos efectúan un levantamiento de las obras para determinar la cantidad de proyectos que se realizan tanto residenciales como hoteleros. “La zona está en constante crecimiento y la calidad de los proyectos y de suplidores va en aumento. Hace dos o tres años los constructores teníamos que trasladarnos a Santo Domingo y hoy la situación se ve distinta por la accesibilidad de servicios”, resaltó.

Tió precisó que la Junta Municipal debe fortalecer las actuaciones en torno a la paralización de construcciones ilegales en el distrito, al igual que el Ministerio de Turismo.

“Adecla no apoya ese tipo de construcciones y, por el contrario, estamos en la plena disposición de colaborar con las instituciones del Estado, pudiendo contar con nuestra participación para garantizar y organizar todo lo que son las construcciones en la zona turística”, acotó.

ORDENANZA

De su lado, Rafael Chireno, vocal de la Junta Municipal, explicó que esta instancia ha actuado “responsablemente”, para lo cual desde el mes de octubre del año pasado se aprobó la ordenanza Nº 01 sobre Trámites, Procedimientos, Tasas y Arbitrios de Planeamiento Urbano, con el objetivo de regularizar las construcciones.

Este texto legal ya le fue comunicado al director municipal, Ramón Ramírez, con el objetivo de expresar a los desarrollos en proceso que se mantengan en orden en cuanto al pago de los arbitrios y evitar la arrabalización.

“La ordenanza fue un proyecto que fue propuesta por mi persona y norma como deben ser la aprobación de una construcción, es decir, que cualquier desarrollo tiene que ser una urbanización y para ser autorizado tiene que garantizar un diseño de plan vial, que incluya aceras y contenes; poseer una planta de tratamiento, sistema de agua potable y residuales; además de la iluminación”, puntualizó.

Chireno informó que hace unas dos semanas, aproximadamente, los miembros de la Sala Capitular sostuvieron un encuentro con el director municipal, Ramón Ramírez, con el propósito de indagar el estatus de la aplicación de esta medida, quien manifestó su disposición de regularizar las urbanizaciones existentes y las que están por construirse.

El vocal reiteró su llamado a Ramírez para que comunique inmediatamente los alcances de esta ordenanza a todos los proyectos urbanísticos regulares e irregulares, a objeto que cada desarrollador conozca los parámetros legales que deben cumplir.

“Los desarrolladores que no están al día se le dio un plazo de tres meses, a partir de que la fecha en que se les comunique. Esta ordenanza es bien clara y establece que ningún urbanismo no se aprobará si no cumple con estas exigencias, porque esto es una manera de parar la acelerada arrabalización en la zona turística y la única manera de frenarlo es que nos pongamos vigilante a cada construcción”, enfatizó.

La ordenanza Nº 01 sobre Trámites, Procedimientos, Tasas y Arbitrios de Planeamiento Urbano establece sanciones a quienes incumplan con los parámetros de construcción. Asimismo, resaltó que la responsabilidad principal de las construcciones ilegales descansa sobre la Junta Municipal, puesto que organismo del Estado es el dueño del territorio y sus usos, pero deben colaborar en las acciones de fiscalización los Ministerios de Turismo, Obras Públicas y Medio Ambiente.

SANCIONES

Muchos de los proyectos urbanísticos que actualmente se ejecutan no cuentan con la permisología legal para que se puedan llevar a cabo. De acuerdo a la Sala Capitular, uno de los solares ubicados próximo al cruce del Downtown, cercano una estación de gasolina, estaba excediéndose de los 10 mil metros autorizados a unos 200 mil, para lo cual su propietario fue sancionado por el Ministerio de Medio Ambiente, luego de detectarse la irregularidad.

Construcciones ilegales en Bávaro-Punta Cana
Construcciones ilegales en Bávaro-Punta Cana

La ordenanza Nº 01 sobre Trámites, Procedimientos, Tasas y Arbitrios de Planeamiento Urbano establece en su artículo 4 que “las violaciones presentadas por una construcción que no sea aprobada, bajo las normas establecidas por la Dirección General de Planeamiento Urbano, se enviará el expediente al tribunal municipal para determinar la sanción correspondiente”.

Igualmente, en el artículo 7 refiere que “las urbanizaciones que no tengan aprobado su uso de suelo y que no cumplan con soluciones de infraestructura vial, eléctrica, planta de tratamiento y acueducto, no obtendrán los permisos para colocación de postes en los espacios públicos y se prohíbe al Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) o cualquier otro proveedor de servicio de energía eléctrica su interconexión a la red”.

BávaroNews para este trabajo intentó en reiteradas oportunidades establecer comunicación con el encargado de Planeamiento Urbano de la Junta Municipal Verón-Punta Cana pero fue imposible.

Asimismo, el director municipal, Ramón Ramírez, se le consultó sobre el tema de las construcciones ilegales en el distrito, negándose a ofrecer declaraciones del mismo.