Constantes robos provocaron el cierre de una parroquia en La Romana

LA ROMANA. Las contantes profanaciones en la Iglesia San Carlos Borromeo han provocado el cierre de esta casa de adoración, que ha sido víctima en varias ocasiones de malhechores que aprovechan la madrugada para violar la seguridad de la parroquia, penetrando en ella, amordazando la seguridad, destruyendo candados y esparciendo la sagrada hostia por todo el templo.

Mario Melvin de Castro, encargado de la Pastoral Juvenil y miembro del coro de esa parroquia, explicó que desde el pasado 22 del mes de junio, tres personas encapuchadas con armas de fuego hicieron la profanación en la madrugada, encañonaron al vigilante y anduvieron por todo el territorio dentro de la capilla rompiendo todos los candados.

“Penetraron por la parte trasera de la capilla por un baño, forzaron otras puertas, entraron e hicieron un desastre en el sagrario, nuestra área más importante, rompieron con una pata de cabra o un hierro duro la caja donde se guardan las hostias y las regaron fuera y dentro del sagrario”, contó.

“Fueron a la sacristía, forzaron una puerta que da mucha brega abrirla, pero encontraron la forma de romper el candado, y por eso está hoy cerrada la parroquia”, expresó De Castro. Dijo asimismo que dejaron todo tirado y se fueron sin llevarse absolutamente nada, dejando los instrumentos intactos y demás efectos de valor.

Al preguntarle cual ha sido la respuesta de las autoridades, precisó que en la primera profanación le tomaron la denuncia, después con la segunda le dijeron que la persona encargada de caso no estaba.

Explicó que en el área no hay vigilancia policial, pero que si hay dos personas de seguridad que el Ayuntamiento Municipal le ofreno tuvieron éxito. Fue ratificada la medida en beneficio de la parte demandante.

El padre pudo pagar una garantía económica de dos millones de pesos, poniendo en juego la tranquilidad de la joven de 25 años quien posee otro infante con el acusado. Dicha sentencia fue dictada por la jueza Luisa María Monegro en esta ciudad de La Romana.

Los familiares de la madre, piden que se reinvestigue el caso, ya que afirman hay pruebas contundentes acerca del hecho, el cual indignó bastante el sector de Villa Verde y a toda la provincia de La Romana.

Los familiares están devastados por el caso, a quienes se les ha tornado difícil de olvidar debido a que dicha infante era el alma de esa casa. ce. Indicó que las misas las están ofreciendo en otra capilla que queda retirada, por lo que a las personas que viven por el entorno se le hace un poco difícil trasladarse hacia allá.

“El consejo está a la espera de que monseñor venga hacer la reparación, no antes se tomen la medidas de seguridad para que no continúe las profanaciones, que nos dejen venir a alabar a Dios en paz.

Si usted no tiene respeto por sí mismo por lo menos si por la casa de Dio, porque a la larga se le cobrará muy caro, Él es justo y su justicia siempre llega”, expresó.

Por María Herrera /
[email protected]