Consejo Nacional de Educación aprueba plan para recuperar año escolar

Santo Domingo.- El ministro de Educación, Andrés Navarro, encabezó hoy una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Educación donde explicó la situación actual del sistema educativo, a propósito de las afectaciones sufridas en 38 distritos educativos por paros y recortes de horario en la docencia promovidos por distintas seccionales de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), encuentro en el que se aprobó de forma unánime un plan de contingencia para la recuperación del tiempo de docencia perdido.

Los miembros del consejo, reunidos durante más de dos horas en el salón Ercilia Pepín del Minerd, acogieron el plan de manera unánime, el cual busca evitar que los estudiantes sean afectados en su trayectoria educativa, sin necesidad de variar procesos claves y fechas establecidas en el calendario escolar vigente.

El Plan de Intervención y Contingencia para la Recuperación de Docencia (año escolar 2016-2017) prevee una serie de estrategias dirigidas a la recuperación de docencia en los centros educativos afectados, posibilitando la continuidad de los procesos formativos en los estudiantes de distintos niveles, modalidades y subsistemas, con lo que se garantizará la culminación del actual año escolar.

“El Ministerio de Educación garantiza el cierre del año escolar 2016-2017, asumiendo el compromiso ético de adoptar las medidas que sean necesarias para que los estudiantes recuperen el tiempo de docencia perdido”, explica el documento debatido y aprobado por los miembros del consejo.

Asimismo, el Minerd se mantendrá abierto para propiciar acuerdos y compromisos conjuntos con la participación de las familias de los estudiantes y las comunidades educativas, dirigidos a alcanzar a diseñar las estrategias y los reajustes que posibiliten el cumplimiento del horario de clases en los planteles escolares, “y tan importante como eso, que logren los aprendizajes fundamentales en coherencia con lo establecido en el diseño curricular”.

Según consigna el documento, en la elaboración del plan se tomaron en consideración diversas situaciones de acuerdo a la realidad específica de cada distrito educativo, como, por ejemplo, en aquellos donde se perdieron más de 20 días de docencia, en otros menos de esa cantidad, y otros sólo 10 días o menos.

Sostiene que hay 19 distritos educativos donde hay de 20 a 46 días de docencia por recuperar, otros 19 con 11 y 19 días, y 4 con 10 días, por lo que se aplicarán técnicas organizativas que permitan subsanar esas dificultades, a través de una extensión y optimización del horario calendario escolar.

Es así como “en aquellos centros con Jornada Escolar de Tanda Extendida de las cuatro horas destinadas a talleres optativos para fortalecer las áreas curriculares, mientras que, además, solo por este año se suspenderán los grupos pedagógicos para utilizar ese tiempo en la recuperación de la docencia perdida.

Dicho plan contempla respetar el actual calendario para la aplicación de las Pruebas Nacionales (Ordenanzas 1-96, 7-2004 y 1-2016) para evitar obstaculizar el ingreso de los estudiantes a las universidades, y reducir el impacto negativo que podría tener sobre sus familiares.
“El inicio de los exámenes del segundo período será del 3 al 9 de julio, con una recuperación de cinco semanas de docencia, para lo cual, los directores regionales, distritos y de los centros educativos, realizarán los ajustes pertinentes para garantizar la docencia mientras se estén impartiendo las Pruebas Nacionales”, refiere.

Asimismo, las pruebas completivas se realizarán el 13 y 14 de julio para el nivel secundario y 15 y 16 para la educación de jóvenes adultos, haciendo hincapié en que los estudiantes que tomarán las Pruebas Nacionales no sufrirán modificaciones en las fechas de las evaluaciones, tal como está consignado en el calendario escolar.

Para garantizar la operatividad del plan y alcanzar la meta de finalizar con éxito el año escolar 2016-2017, se coordinarán reuniones con los directores regionales y distritales, así como se promoverá la necesidad de la integración de las asociaciones de padres, madres y amigos de la escuela, y de la comunidad en general, a través de las direcciones generales de Participación Comunitaria, Descentralización y Comunicación del Minerd, “en una iniciativa que busca sensibilizar a esos sectores sobre la necesidad de recuperar el tiempo en las escuelas”.

Las acciones por la recuperación de la docencia perdida también contemplan la identificación de las competencias y los contenidos curriculares que no han trabajado en cada centro educativo, bajo la direcciones regionales y distritos educativos.

Se pondrá en marcha una campaña de promoción de orientaciones y pautas para la elaboración de guías de estudios complementarias y asignaciones que los estudiantes podrán utilizar para el fortalecimiento de las competencias y los contenidos curriculares desarrollados en las clases.

“En el primer ciclo de la Primaria se priorizarán las áreas de Lengua Española y Matemática, en el segundo ciclo de Primaria, en el nivel de Secundaria y en el Subsistema de Educación de Jóvenes Adultos las áreas de Lengua Española, Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias de la Naturaleza, conjuntamente con los docentes de las demás áreas curriculares.

En el renglón de la alimentación, el plan contempla la coordinación con el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) para garantizar el suministro del desayuno y almuerzo en los centros educativos con Jornada de Tanda Escolar Extendida durante los horarios regulares, y la entrega de merienda para el programa sabatino, “con un riguroso monitoreo, acompañamiento y supervisión a nivel nacional, regional y distrital para verificar el cumplimiento del horario y recuperación de las competencias y los contenidos curriculares en los planteles identificados.

“El Ministerio de Educación hará todos los esfuerzos posibles para garantizar que los estudiantes se puedan examinar en las fechas correspondientes, cubriendo el currículo que se evaluará en las pruebas”, explica el plan.

El consejo también aprobó a unanimidad, una resolución por iniciativa del director del Instituto de Formación Técnico-Profesional (INFOTEP), Rafael Ovalles, que da un voto de confianza al ministro Navarro y a la institución para llevar el año escolar a feliz término.
Igualmente, el consejo aprobó otorgar facultades al Ministro de Educación para que pueda hacer ajustes técnicos al Plan de Contingencia, conforme a las necesidades específicas de cada distrito y centro educativo, y a los cambios mismos que genere el contexto de aplicación.

En ese sentido, el ministro Navarro valoró y reconoció el compromiso ético mostrado por la mayoría de los docentes en los centros educativos, al mantenerse cumpliendo con su labor de servicio en beneficio de los estudiantes en cada demarcación.

Durante la reunión, el presidente de la ADP, Eduardo Hidalgo, presentó un documento de sugerencias, en su mayoría coincidentes con el plan presentado por el Minerd ante el consejo, y otras con ligeras diferencias contextuales que fueron ponderadas.
Previo al inicio del encuentro, el ministro Navarro juramentó a Samanta Ramona Suárez y a Julia Suriel, como nuevos miembros del consejo, representantes de los estudiantes y de los colegios católicos, respectivamente.

Al encuentro se dieron cita, además, Alejandrina Germán, ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología; el viceministro Federico Henríquez Gratereaux, en representación del ministro de Cultura, Pedro Vergés; el viceministro Soterio Ramírez, en representación del ministro de Deportes, Danilo Díaz; Ana Dolores Contreras, en representación de Iván Grullón, rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); Julio César Castaños Guzmán, rector de la Universidad Iberoamericana (UNIBE), y Ramón Sosas, del Centro Nacional para la Educación a Distancia (CENAPEC).

Asimismo, los viceministros Freddy Radhamés Rodríguez y Adalberto Martínez, Sebastián Javier, de la Asociación de Colegios Privados Confesionales; monseñor Benito Angeles, de la Conferencia del Episcopado Dominicano; Ana Julia Curiel, representante de los colegios privados; Olga Espaillat, de los Colegios Privados no Confesionales; Simeón Lantigua, de las Juntas Distritales; David Almonte, de APMAES; Alejandra Casilla, de Iglesias Cristianas No Católicas; Carmen Sánchez, Ramón Alvarado, del Ministerio de Salud; Norma Rivera, del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Samanta Suárez, representante estudiantil; Altagracia Díaz, Juan Luis Bello, consultor jurídico del Minerd, y Yury Rodríguez, director del Inabima.