Andújar Cedeño.

Clásico de Softball Andújar Cedeño viene por todo lo alto

Edgar Moreta / Especial para El Tiempo

LA ROMANA. El 25 de diciembre se celebra la Navidad, pero en esta provincia ya es costumbre, desde hace varios años celebrar el clásico de Softball Andújar Cedeño, que para esta ocasión arriba a su décima cuarta versión, y que estará dedicada al empresario de la comunicación Kiko Micheli y al lanzador de Grandes Ligas, Fernando Abad.

Andújar Cedeño o “el hombre”, como lo conoció la fanaticada romanense, nació en esta ciudad y por muchos años fue el capitán y jugador franquicia de los Azucareros del Este, hoy Toros del Este.

“Este año estamos organizando un evento para el disfrute de toda la familia”, explicó Melvin Pérez (Chema), organizador de este agasajo deportivo. “Tendremos la participación de peloteros de Grandes Ligas, nativos de La Romana, tales como: Edwin Encarnación, José Rafael Díaz, Allen Hanson, César Puello, Simón Castro, Pedro Florimón, Miguel Castro, Ángel Villalona, entre otros”, añadió Pérez.

Esta versión será celebrada en el Estadio de Softball del Club Virgilio Castillo (Chola), y está pautada para iniciar a las 10:00 de la mañana, con la presencia de las principales autoridades de la provincia.

Una de las novedades que este año presentará el evento es una competencia de cuadrangulares entre los peloteros de Grandes Ligas invitados al Clásico. Posteriormente, la actividad cerrará con una gran fiesta amenizada por diversas orquestas que alegrarán la tarde y deleitarán al público asistente.

Andújar Cedeño jugó durante siete temporadas (1990-1996) en Grandes Ligas con los Astros de Houston, los Padres de San Diego y los Tigres de Detroit. En 1992 bateó para el ciclo y tuvo un promedio de .236. Su mejor temporada fue en 1993, con los Astros, donde bateó 11 jonrones, 58 carreras impulsadas y tuvo un promedio de .283.

Colectivamente, terminó su carrera con 247 cuadrangulares, 223 carreras impulsadas y promedio de bateo de .236. En la Liga Dominicana, Cedeño jugó durante 12 temporadas, terminando con 331 hits, 48 dobles, 9 triples y 19 jonrones. Además, 146 carreras impulsadas, 123 anotadas y 19 bases robadas.

Junto a su hermano, Domingo Cedeño, fue pieza clave para que el equipo de los Azucareros del Este obtuviera su primer campeonato de la Liga Dominicana en la temporada 19994-95.

Falleció el 28 de octubre de 2000, a los 31 años, en un accidente automovilístico mientras regresaba a La Romana luego que los Azucareros enfrentarán a los Tigres del Licey. El número 10 de su camiseta fue retirado por el equipo romanense, y está visible en el paredón central del Estadio Francisco A. Micheli.