El Centro de Capacitación Informática del sector Invi está en total abandono

Edgar Moreta Solano /Especial para el Tiempo

LA ROMANA. En total estado de abandono se encuentra el Centro de Capacitación Informática (CCI) del sector del Invi en esta ciudad, el cual se ha convertido en un lugar arrabalizado, sin que las autoridades den muestras de intervenir para rescatarlo.

Este lugar, que por un tiempo llegó a ser un instituto donde cientos de jóvenes acudían en horarios de mañana, tarde y noche, para aprender sobre las diversas ramas de la informática, hoy está completamente cerrado.

Fue inaugurado en el 2008, durante la campaña electoral de ese año, y sólo duró en funcionamiento cuatro años. Fueron sacadas la mayor parte de las máquinas y utilería de oficina, dejándolo en completo abandono. E recinto luce deteriorado. Una especie de parque infantil que poseía, está actualmente convertido en un criadero de aves.

En las noches, penetran antisociales a consumir sustancias prohibidas y hacer todo tipo de fechorías. Los moradores de esta localidad consideran que esto en parte ha contribuido al aumento de los hechos delictivos. Varios robos de baterías a vehículos, atracos y en frentamiento entre bandas, han acontecido los últimos meses cerca de donde se encuentra este inoperante centro informático.

Según Cristina Romano, presidenta de la Fundación Nueva Generación de Líderes (Fungli), este local fue prometido durante la campaña para las elecciones presidenciales, congresuales y municipales del año 2016, para donarlo a dicha institución caritativa. Romano asegura que la encargada de este local, la ex-gobernadora y actual diputada, Mónica Lorenzo, fue quien les hizo esa promesa, bajo la condición de que apoyaran su candidatura.

“El 10 de enero del 2015 tuvimos un agradable encuentro con ella, en la cual nos prometió que nos va a ceder el local, si la apoyábamos en su candidatura a diputada. La señora Mónica nos dijo que no era necesario que firmara documento, porque era una mujer de palabra. Entonces ahora no nos ha cumplido”, cuestionó Romano.

Afirma que la fundación no reclama dinero o alguna dádiva de la actual congresista. “No queremos nada de ella, simplemente que cumpla con su palabra.

Ese local es un monumento a la juventud de este pueblo de La Romana”, aclaró esta dirigente comunitaria. Dentro de las otras soluciones que se podrían gestar, este edificio seria idóneo para construir un salón de actividades que le sirva al Club Deportivo y Cultural Invi, el cual tiene una cancha de baloncesto al lado.