Carretera Higuey-La Otra Banda
Trrayecto de la carretera Higuey-La Otra Banda

Carretera Higüey-La Otra Banda, peligroso trayecto responsable de decenas de muertes

Romayra Morla /[email protected]

HIGÜEY. Los accidentes de tránsito en la carretera Higüey-La Otra Banda continúan cobrando vidas y llevando luto a muchas familias, no sólo dominicanas sino también extranjeras. Modesto Frías, director del Centro Regional de Ambulancia en Higüey, dijo que de acuerdo a las estadísticas oficiales, en el pasado año en la carretera Higüey-La Otra Banda se registraron 36 accidentes de tránsito.

El caso más reciente ocurrió el pasado 12 de enero, cuando un camión impactó un vehículo minivan donde viajaba un grupo de turistas chilenos, en dirección a Higüey.

En esta tragedia perdió la vida uno de los extranjeros y otros recibieron lesiones severas. Este hecho se produjo en el kilómetro cinco de esta carretera, próximo a los corrales de la Asociación de Ganaderos de Nisibón (Agani).

Otro accidente que se destaca entre los más impactantes, fue el del 23 de junio del pasado año, donde dos personas perdieron la vida. En este choque estuvieron involucrados un autobús de transporte turístico y una camioneta.

También, en el mes de septiembre del año 2015 un joven falleció producto de otro accidente de tránsito en esta vía.
Al mes siguiente de ese mismo año, once personas perdieron la vida y unas 20 resultaron heridas, en un aparatoso accidente entre dos autobuses de transporte turístico. Esta carretera es muy concurrida por el tema del transporte turístico de alrededor 700 guaguas que se desplazan cada día y a distintas horas desde y hacia la zona de Verón-Punta Cana, y por la gran cantidad de personas que viajan en vehículos propios para conectar desde este pueblo hasta Higüey.

“Nosotros notamos que es muy estrecha y eso da al traste que no pueda soportar un flujo de vehículos tan amplio. Han disminuido un poco (los accidentes de tránsito), porque (las personas también) viajan por la autovía del Coral. Pero hay una gran incidencia de accidentes de tránsito”, señaló Frías.

También expresó que en su mayoría los accidentes ocurren en las curvas, pero se han registrado algunos en los tramos rectos, principalmente por las imprudencias de los conductores.

“A nosotros nos llaman constantemente, porque tenemos tres ambulancias que están dando respuestas a las emergencias. Pero la cantidad de ambulancias en la provincia es insuficiente, y ojalá que nos puedan implementar el sistema 911, ya que las cifras de accidentes en La Altagracia son muy altas”, agregó Frías.

Mientras que Félix de la Rosa, secretario de finanzas del Sindicato de Transporte Bávaro-Punta Cana, (Sitrabapu), explicó que Obras Públicas inició los trabajos del tramo carretero Higüey-La Otra Banda, pero quedaron inconclusos, mientras la muerte sigue asechando a las miles de personas que utilizan esta vía.

“Nosotros les pedíamos que en vez de estrechar la carretera debían ampliarla, por el gran cúmulo de vehículos que se trasladan por esa vía”, indicó De la Rosa. De la Rosa citó que ellos tienen una frecuencia de salida, de tal forma que en 15 minutos salen tres unidades a la zona de Bávaro, Verón, Punta Cana e Higüey- Bávaro, Higüey-Arena Gorda e Higüey-Punta Cana. También se suman los transportes del personal y transporte privados.

“No tiene una supervisión de la Autoridad de Transporte (AMET), y como no hay peaje en esta vía no se le presta la debida atención. Los paseos están perdidos. Es peligroso cuando la guagua cae al vacío y el chofer tiene que agarrar el guía muy fuerte; no está señalizada; De noche, el pavimento se come la luz de los choferes y se puede provocar accidentes. Sin embargo, nuestras unidades no han tenido accidentes en ese tramo, porque tenemos choferes muy capacitados”, dijo De la Rosa.

“Le hacemos un llamado al Gobierno, Obras Públicas, el Ayuntamiento, que esa carretera está de emergencia; no han pasado más accidentes, porque somos dichosos; está muy estrecha”, enfatizó.

Residentes

Freddy Varela, taxista y ex presidente de la Asociación de Juntas de Vecinos de La Otra Banda, manifestó que la carretera Higüey–La Otra Banda fue bacheada en el 2010, y el trabajo que se hizo no fue de calidad. Pero asegura que el que le hicieron recientemente fue “a medias”.

“Hay un muro o ‘policía acostado’ en el medio de la vía, y eso ha provocado varios accidentes. Esa carretera la empezaron y los equipos duraron un tiempo paralizados”, sostuvo Varela. Además, dijo que “no está señalizado; también los conductores no bajan la luz; los peligros de esta carretera son enormes. Hay una congestión de tráfico muy fuerte; mucha imprudencia; rebasan donde no se puede; se paran vehículos de ambos lados y no dejan espacio.

También están las guaguas amarillas que viajan a alta velocidad, por el margen de tiempo que le dan para llegar a su destino, que si no llegan a tiempo son sancionados”.

También recordó que se inició un desvío hace más de siete años, que hubiese descongestionado un poco el tránsito en La Otra Banda, pero tampoco se ha concluido. Por otro lado, Félix Martínez, presidente actual de la Asociación de Juntas de Vecinos de La Otra Banda, expresó que “el peligro de esa carretera es nuestro dolor de cabeza, porque los contratistas han hecho un disparate, dejaron un lado más alto que otro y por eso se provocan muchos accidentes. Nos reunimos con ellos y quedaron de corregirlo en octubre del pasado año y todavía nada”.

Mientras que Carmen Cuesta, residente en el sector Laguna Verde, manifestó que las autoridades deberían concluir el desvío, porque la carretera es muy estrecha, y piden que les pongan control a los motoristas y a los animales, para que se reduzcan los accidentes.

Obras Públicas

Douglas Borrel, director del Programa de Mantenimiento de Carreteras del Ministerio de Obras Públicas, puntualizó que el desnivel que se produce en la carretera es cuando el material base que se utiliza no es de muy buena calidad, o porque el mismo ha sufrido mucho por las lluvias de los últimas semanas.

Además, indicó que cuando el material base sufre un movimiento el asfalto que se encuentra en la parte superior se levanta o tiende a bajar y hacer ondas. “Nosotros estamos sufriendo en la zona de Bávaro y en Verón, específicamente en la zona donde están las minas y agregados. Los camiones tienen un peso límite”, indicó Borrel.

Puntualizó que las carreteras se construyen en base a peso por kilómetros cuadrado, “entonces cuando un camión esta sobrepasado y sumado a esto va a alta velocidad y cuando va llegando a una curva frena, por lo regular tiende a hacer ondulaciones”, detalló.

Con relación al desvió que está en Laguna Verde, antes del destacamento de la Policía Nacional, dijo que este se hizo cuando se construía la autovía del Coral y el Bulevar Turístico, pero está pendiente asfaltarlo. “Será una conexión que llegará directamente a la autovía del Coral, pero los camiones no respetan eso. También se suman los camiones de basura”, dijo. Añadió que “Obras Públicas está trabajando en todas las vías troncales y vía de accesos que, aunque sea responsabilidad de las autoridades locales, nosotros hemos asumido la responsabilidad”.