CÁPSULA INMOBILIARIA / La determinación de herederos y partición

Liemier Laba G.

Liemier Laba G. / [email protected]

Podemos decir que la determinación de herederos es un procedimiento legal que se lleva por ante la Jurisdicción, con el objeto de registrar a nombre de los herederos o coparticipes, o legatarios los derechos inmobiliarios registrados sobre uno o varios inmuebles, o en proceso de registro, que pertenecieron a su causante fallecido.
Hemos dicho que la determinación de herederos es legal, y así lo es. La determinación de herederos fue instituida y reglamentada por el Legislador. Está contemplada en el artículo 57 de la Ley de Registro Inmobiliario, la No. 108-05, del 23 de marzo de 2005. Así como los artículos que van del 138 al 157 del Reglamento de los Tribunales de Tierras. También deben combinarse con los artículos 167 al 179 del Reglamento General de Mensuras Catastrales. El derecho común es supletorio.
Es importante señalar que la determinación de herederos se lleva por ante la Jurisdicción Inmobiliaria. La nueva normativa impone que sea introducida con la solicitud de partición de inmuebles registrados. Con esto dejamos claramente establecida la competencia judicial.
La de terminación de herederos no es una demanda judicial. No se inicia con un emplazamiento formal. No tiene que intervenir el ministerio de alguacil. No hay parte demandante ni parte demandada. Incluso, el Tribunal puede, en la mayoría de los casos, decidirlo de manera administrativa, graciosa. Por eso se inicia con una simple instancia que va acompañada de la documentación requerida al efecto.
La determinación de herederos es siempre un procedimiento por causa de muerte. Porque no se puede heredar a una persona viva, el causante debe haber abandonado el reino de los vivos.