CÁPSULA INMOBILIARIA / El embargo inmobiliario

Liemier Laba G.

Liemier Laba G. / [email protected]

Cualquiera pudiera confundirse y pensar que la Jurisdicción Inmobiliaria es la competente para conocer de los embargos inmobiliarios o mandamiento de pago que persiga ese objetivo; sin embargo es la Jurisdicción Ordinaria la única que tiene competencia para conocer de esas cuestiones.
Esa incompetencia la establece el Párrafo 1, del artículo 3 de la Ley de Registro Inmobiliario, cuando dice: “Los embargos inmobiliarios y mandamientos de pagos tendentes a esos fines, son de la competencia exclusiva de los tribunales ordinarios y no de la Jurisdicción Inmobiliaria, aun cuando la demanda se relacione con la propiedad del inmueble cuya expropiación se persiga, o con cualquier derecho susceptible de registrar y aun cuando dicho inmueble este en proceso de saneamiento”.
Son muchos los abogados en ejercicios y actuando en representación del deudor hipotecario que procuran producir y plantear incidentes contra el proceso de embargo inmobiliario, con el depósito de instancias en la Secretaria de la Jurisdicción Inmobiliaria.
Está muy claro que la Jurisdicción Inmobiliaria debe de declarar su incompetencia para conocer cualquier demanda que procure únicamente crear un incidente que retrase el procedimiento de embargo inmobiliario, y tiene que declinar el expediente a la jurisdicción competente.