CÁPSULA INMOBILIARIA / Clasificaciones del certificado de título

Liemier Laba G.
[email protected]
Es muy importante, por muchas razones, diferenciar lo que es el Certificado de Título original, el Duplicado y el extracto propiamente dicho. A todo derecho inmobiliario registrado conforme a la ley, le corresponde un Certificado, o una anotación en el registro complementario.
No hay derechos, cargas, hipotecas, gravámenes, etc., ocultos, conforme lo establece el artículo 90,
del párrafo 2, de la Ley de Registro Inmobiliario. Presten mucha atención a esto: El derecho que no esté contemplado en el Certificado de Titulo, ni en el registro complementario se considerará inexistente, o, más propiamente dicho, no oponible a los terceros. Por ejemplo, Lucas le prestó, cien mil (100,000.00) pesos a Juan, con la casa del segundo en garantía, pero que el primero, guardó su contrato de hipoteca debajo del corchon de su vivienda por la razón que fuera y nunca lo registró; resulta que un año después, Juan le vende esa misma casa a Pedro, ¿quién cree usted que tiene problema? Evidentemente el acreedor, por no haber registrado su derecho.
El Certificado de Titulo Original es el que está vaciado en el registro: todo el que tenga interés puede consultarlo, cumpliendo con las formalidades de lugar. Permanece bajo la custodia del Registrador de Títulos. De este Certificado de Título Original se expide el Duplicado o copia fiel del Certificado de Título Original que corresponde al propietario. Este lo conserva personalmente.
El extracto resulta de una inscripción de derecho en copropiedad. Ese derecho se expresará en porcentaje. El Duplicado de Certificado de Titulo pertenece a un propietario único del inmueble, mientras que el Extracto de Certificado corresponde a un copropietario, conforme a la Ley 108-05.