Capilla Elupina Cordero

Capilla Elupina Cordero, signo de devoción y religiosidad de Sabana de la Mar

Sabana de La Mar. La capilla Santa Teresa de Jesús se encuentra en Sabana de la Mar. Mejor conocida como la capilla Señorita Elupina Cordero, es un lugar que vale la pena visitar, pues aquí se encuentra la esencia de esta religiosa católica muy querida por su servicio a los más necesitados y enfermos.

Según sus familiares y amigos, la señorita Elupina, es una santa, debido a que dedico su vida a velar por los más necesitados y enfermos. Clara López Fernández, biznieta de quien crio a la señorita Elupina, pues quedó huérfana desde los siete años, informó que la misma quedó ciega antes de cumplir los 12 años, pero esto no le impidió a ella velar por aquellos que verdaderamente la necesitan.

“Ella era ciega de sus ojos, pero tenia bien abierto los ojos del espíritu, pues al poner su vida en la manos del Señor, este les concedió varios dones de forma extraordinaria, pero especialmente el de sanación”, apuntó.

Sostuvo que el abuelo, quien era la mano derecha de Elupina, le contó que ella dedicaba largas horas a orar, y a través de la oración sitió la presencia de Dios en su vida, donde determinó su misión que era estar presente entre la gente que la necesitaba, para sanarle y predicarle la palabra, esto la convirtió en el alma del pueblo, ya que esa comunidad carecía de sacerdotes y médicos, ella realizaba las dos funciones.

Reveló que la capilla lleva el nombre de Santa Teresa de Jesús, porque ella era muy devota de esta santa y que la misma realizó y aún realiza muchos milagros a quienes se los piden de corazón. Dentro de los milagros, destacó la curación de un sacerdote llamado Enrique, quien fue el primer sacerdote llegó a Saba de la Mar y es ella quien lo recibe y le dio alojamiento, luego este sintió un fuerte dolor en su brazo izquierdo, y esperando lo peor y sin decírselo a nadie se puso a orar y Elupina sintió la situación del cura y le pidió a dos de sus acompañantes que la llevaran a la vivienda del citado misionero y aplicándole un mansaje con unos aceites que ella preparaba empezó a mejorar.

Manifestó, además, que el cuatro de junio de cada año Sabana de la Mar viste sus mejores galas y recibe a cientos de personas que van en procesión para venerar y recordar a su santa, la señorita Elupina Cordero.

FUNDACIÓN SEÑORITA ELUPINA CORDERO

Según cuenta el presidente de la Fundación Señorita Elupina Cordero, Solano Hernández, dijo que fue Elupina quien construyó la capilla Santa Teresa de Jesús de madera en un área de su casa, pero que en 1974 se realizó la modernización de la misma. En otro orden, dijo que la fundación que lleva su nombre solicitó el permiso a la iglesia para sacar las pertenencias de Cordero, que fueron enterradas por Heriberto Fernández, abuelo de Clara López, y convertirlas en un museo.

“A la muerte de la Señorita, se entendía que nadie debía tocar lo que eran sus pertenencias, y lo que hicieron fue hacer una fosa en lo que era su habitación y ahí enterrar todos sus pertenencias, por ejemplo de su ropa de vestir queda un vestido de alistado y uno de sus mantos, que dos familiares de ella los conservaron, al hacer el museo lo donaron al mismo”, manifestó. Expuso que las piezas estuvieron enterradas por 62 años y que al abrir  el lugar vinieron técnicos que le dieron el manejo adecuado.

Busto de Elupina Cordero, ubicado en la entrada de capilla Santa Teresa de Jesús

“Al romper la loza donde estaban los ajuares pasó algo muy misterioso, nos encontramos con que todo estaba completamente tapado de agua había un olor muy fuerte y agradable a rosas en este lugar y la gente acudió en masas a cargar agua de esa fosa para sus hogares”, reveló. También, dijo que en el museo se conserva el rosario que usaba, el cual tiene algunas de sus cuentas desgastadas de lo mucho lo manoseaba cuando rezaba, parte de sus traste de cocina y algunos de los utensilios que utilizaba para hacer los remedios que les facilitaba a quienes acudían a ella.

Comentó que la muerte de Elupina Cordero aconteció porque ella sufría de varices y una de estas se le reventó y ella tomó la iniciativa de no dejar que nadie le tocara porque ella entendía que le había llegado su hora de partir con Dios, y que muchos le suplicaron ir al médico y hasta le llevaron a su casa, pero siempre se negó a que alguien le atendiera.

Disertó que la Santa de Sabana de la Mar murió a los 42 años y que parte de su sangre fue derramada en un espacio de la capilla y ahí fue construida una cruz en honor a ella. Hernández entiende que la historia y los milagros realizados por Elu pina son motivos suficientes para convertir ese lugar en un atractivo turístico religioso y de interés para los creyentes y los no creyentes, pues todo envuelve la esencia de una mujer ciega, físicamente débil, pero con una espiritualidad y fe inquebrantable que curaba a los enfermos, en la actualidad hay personas que aseguran que sus pedidos se han convertido en milagros.

Además, indicó que mayor impacto tendría en la vida del pueblo dominicano, que Elupina Cordero sea reconocida por la iglesia Católica como Santa, ya que la misma es reconocida mundialmente por favores a personas que han ido buscando el lugar para dar gracias por lo recibido.

ESTRUCTURA DEL SANTUARIO SANTA TERESA DE JESÚS

La arquitecta, Rocío Vázquez, explicó que el diseño del templo refleja la humildad con la que vivió la señorita Elupina Cordero y que la misma posee una arquitectura estilo moderno, es una construcción con techo a dos aguas, es un edificio de una sola planta, conformado por dos naves el cual integra lo que es la capilla y el museo dedicado a la Señorita Elupina Cordero.

Exteriorizó que la misma posee una línea arquitectónica sobria y sencilla, su fachada principal es un cuerpo en forma triangular, decorada en ladrillos, justo encima de la puerta principal se encuentra una escultura en madera preciosa representando el sacrificio de nuestro señor Jesucristo.

“En la parte frontal lateral derecho nos encontramos con un busto en memoria a la señorita Elupina Cordero, posee una puerta en madera cuadrada enmarcada con columnas blancas imponentes”, apuntó.

Declaró que dentro de la capilla, en el fondo se puede ver el presbiterio, el cual posee una elevación o escalón, en el mismo se encuentran los restos de la señorita Elupina Cordero, mientras que, en el lateral izquierdo está el santísimo y lateral derecho una pequeña sala de reuniones, a ambos lados la capilla posee puertas.

“Al salir por la puerta del lateral izquierdo se encuentra una torre antigua, donde esta la campana de la capilla, más adelante al avanzar nos encontramos con la segunda nave y el museo, la cual posee algunos ajuares del hogar de la señorita Elupina y un poco más adelante un altar dedicado a San Antonio, todos pertenencia de la Señorita Elupina Cordero”, señaló.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews