BÚMERAN

Habría que ver hasta qué punto le afecta “al clan de los Aristy” (como le dicen de forma irónica sus enemigos políticos de La Altagracia a esta familia) que no pocos dirigentes enfilen sus cañones en su contra. La propaganda política se vale mucho de repetición de discursos, pero no siempre se obtienen los resultados esperados para subir a unos y bajar a otros. Cuidadito compai gallo; cuidadito.