EN BUEN SENTIDO / Verón: Turismo inmobiliario

Antonio Corcino.

Antonio Corcino / [email protected]

Los productos inmobiliarios en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana siguen siendo la tabla de salvación para la sostenibidad del sector turístico y la esperanza para sus residentes.
El dinamismo y significativo crecimiento de la actividad turística mundial, en donde el 24% del mercado del turismo internacional lo representa las Américas, siendo el Caribe y el país de manera particular, el que registra un avance sano y al proyectarlo en la zona costera de La Altagracia.
Justo es en esta provincia en donde está ubicado el Aeropuerto de Punta Cana, por donde llegan las mayorías de los turistas internacionales, convirtiéndose de ese modo en la terminal aeroportuaria y el área de mayores operaciones turísticas y, por tanto, refleja un aumento de la vida socioeconómica y cultural, proyectándose de forma positiva para el subsector de turismo inmobiliario.
Las motivaciones que tienen los turistas extranjeros para visitarnos son diversas y variadas, tales como nuestra calidez, los atractivos naturales y culturales, así como el clima político y social, entre otras razones, constituyen ventajas comparativas para que nacionales o extranjeros quieran invertir en la zona, ya sea con una segunda residencia, casa habitual o apartamento para destinar a alquiler. Para que sea un gasto anual 13 veces mayor en comparación al del turista extranjero y 17 veces mayor a la del local que se hospeda en hoteles, constituye una opción por la cual tenemos que enfocarnos.
De modo que, el turismo en general constituye una actividad que mejora la calidad vida de los pobladores de su área de influencia, siempre y cuando su explotación este basado en un modelo desarrollo sostenible y, en tal sentido, la oferta inmobiliaria representa un mercado que podría ser sustentable, no solo para los que adquieren inmuebles, sino para sus residentes.
Nuestro turismo inmobiliario en la actualidad es uno de los subsectores del turismo que luce en buen estado, pues esta actividad fortalece la cadena de valor de los sectores que intervienen en su dinamismo, que representa alrededor de US$1,000 millones anuales, el 2% del producto interno bruto (PIB), 17% del de la construcción y el 23% del sector turístico, razones para que sea considerado por Verón-Punta Cana como un recurso a fortalecer por todos, siendo garantes de derechos y ofrecer facilidades para su crecimiento, así como auspiciar la base para el desarrollo de su oferta inmobiliaria.
El fin, el servicio de mediación, asesoramiento y de gestión de compraventa, alquiler, permutas o cesión de bienes inmuebles, como es el turismo inmobiliario, para Verón significa la vía por donde debemos transitar, el nicho del mercado turístico a consolidar.