EN BUEN SENTIDO / Planificar juntos es orientar el desarrollo

Antonio Corcino.

Antonio Corcino /
[email protected]

La humanización del desarrollo de Verón-Punta Cana así como su sostenibilidad tiene que ser construido sobre la participación y la integración de todos.
En el marco de la Constitución, la Ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo-2010-2030, la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, organizan el territorio y, a través de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), impulsado por el Proyecto Consolidación de la Gobernabilidad Local y Territorial, están llamados a ejecutar institucional y organizacionalmente el desarrollo local y fortalecer los gobiernos locales con la participación de los actores sociales.
La coordinación y responsabilidad entre el Gobierno central, los gobiernos locales y la sociedad civil, desde sus distintos roles y competencias en un ambiente de construcción de la imagen y los objetivos de la población a mediano y largo plazo, sobre todo, como respuesta ante los avances de la arrabalización en Verón Punta Cana, es un fenómeno social sinónimo de marginación y exclusión, por lo cual el Estado tiene un compromiso de encauzar el desarrollo; sin embargo, los actores políticos, económicos y sociales, por igual, tienen la obligación de proponer y potencializar sus recursos para que sean aprovechados de manera integral, es decir, pactar unidos el porvenir.
Las actuales circunstancias demandan concertar el desarrollo que queremos, según nuestra realidad; de modo que, evitemos socialmente fracasar, por impulsar proyectos en los que no estén inspirados por las mentes y en las acciones de los actores sociales de Verón-Punta Cana, ya que los realizados en el pasado, tienen como elementos comunes, no responder a nuestra realidad; sin la participación, la integración y la visión municipal y territorial.
Para darle forma territorial y social a partir de nuestra realidad, reconocer lo dado y el hecho de ser distrito municipal y destino turístico, estamos obligados a proyectarnos y evitar el desorden, elaborando un plan urbanístico viable social, económica y políticamente, en armonía con el medio ambiente.
Humanizar y fomentar el desarrollo social tiene un mandato constitucional e instruido en las leyes orgánicas, las cuales sí certifican derechos fundamentales.
La visión de la sostenibilidad es una forma de orientar el desarrollo, la guía de la dirigencia para producir juntos planes sociales que garanticen mayores niveles de progreso, los cuales respondan a los intereses de Verón-Punta Cana.