EN BUEN SENTIDO / Hacia dónde debemos apunta

Antonio Corcino.

Antonio Corcino / [email protected]

Como un solo cuerpo, los residentes del Distrito Municipal Verón-Punta Cana deben de tener como objetivo reclamar que el espacio territorial sea organizado de acuerdo a nuestras necesidades, expectativas y perspectivas.
Con mira a definir nuestra realidad socio espacial, les corresponden a las autoridades locales auspiciar un sano escenario político y social en donde primen valores democráticos y participativos, y como comunidad establecer nuestras aspiraciones y ordenar el territorial y fijar los propósitos del uso de nuestros suelos, pues por su dimensión político administrativo, la Junta Distrital es la natural institución la cual tiene que crear y sembrar la base para que de la mano de localidad, darle forma al relieve y sus espacios geográfico distrital, con planes que acondicionen e influyan en el desarrollo y el bienestar de todos, en convivencia con los planes del país.
Como parte vital para el país, Verón-Punta Cana representa desde el punto de vista económico, social y cultural, una comunidad receptora de turismo, con mayores operaciones y actividades turísticas, la oferta hotelera más significativa, y según el Consejo Internacional de Aeropuerto, considera al de Punta Cana como el mejor del Caribe y Latinoamérica.
Esto nos coloca en el mapa mundial turístico, que nos urge como un organismo municipal responder, definiendo nuestro espacio territorial; por lo tanto, todas decisiones y planes específicos necesariamente tienen que ser elaborados y consensuados por los diferentes sectores que conforma la comunidad en donde las autoridades locales son significativa.
En tanto, estamos comprometidos con la estabilidad local y dirigir el territorio distrital en sintonía con la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2030 (Ley 1-12), la cual debe ser el tema de nuestra agenda de discusión local, la herramienta que nos señalaría el camino por dónde debemos transitar como una entidad como distrito municipal y luego como municipio; categoría político administrativa que es la meta a corto plazo por alcanzar como parte del clima que tenemos que animar, para que el orden le gane la batalla al desorden y reine la organización, como el vivir en un espacio territorial adecuado.
Esta comunidad debe de poseer y fijar una posición con planes que respondan a nuestra realidad social, económica, cultural y medioambiental, con miras al futuro.
Como distrito municipal tenemos que apuntar hacia blancos que nos fortalezcan como comunidad, en donde la Junta Distrital es la institución que debe convenir nuestras prioritarias desde la perspectiva y el concurso de todos.