EN BUEN SENTIDO / El esfuerzo de la Junta Distrital

Antonio Corcino.

Antonio Corcino /
[email protected]

La Junta Distrital de Verón-Punta Cana está en la obligación de gestionar para que seamos elevados a municipio. Los princípiales actores políticos del municipio de Higüey, como el cuerpo legislativo provincial, y en lo local, la Junta Distrital, el órgano político y administrativo del Distrito Municipal Verón-Punta Cana, los cuales están llamados a dirigir todos los procesos políticos que superen el desafío de constituirnos en municipio, como conquista política y social.
Como ciudadanos, nos corresponde estimular el cambio y trazar el camino para que Verón-Punta Cana sea constituido en municipio, provocar y trabajar política y socialmente para que sea satisfecha esa demanda social; por un lado, rechazar todo pronunciamiento hecho por cualquier figura política y, por otro lado, resaltar todas posiciones y discursos asumidos por sus representantes, que favorezcan este interés comunitario; por lo que, todas las expresiones que denoten dependencia o sumisión al poder político de municipio de Higüey, anestesian y se colocan de espalda a nuestro objetivo político primario, por el contrario, es nuestra responsabilidad estar en la primera línea de defensa y neutralizarlos como desenmascararlos.
Más que méritos, son suficientes por derecho, los atributos para lograr nuestro principal objetivo político, ser municipio; razones económicas, políticas y sociales justifican la autogestión, con mayoría de edad capaz de manejar su vida y maximizar sus recursos, para destinarlos a su propio desarrollo y forjar su propio destino, por el cual la Junta Distrital tiene que empeñarse en estar en sintonía, a través de planes y acciones, que lo beneficien; sembrar los cimientos para que Verón-Punta Cana, no solo sea municipio, sino garante para el turismo.
Por tanto, si los males del municipio de Salvaleón de Higüey se reproducen en Verón-Punta Cana de manera despiadadas. ¿Por qué seguir siendo sus subordinados?, más bien, es un estado para que las sanguijuelas se alimenten de nuestras potencialidades.
Las actuales autoridades municipales, más que impulsar la independencia política y administrativa, conspiran para que no los seamos, contrarios a esa actitud, los miembros de la Junta Distrital tienen que trabajar e involucrar voluntades, otros sectores, como el empresarial y, como un cuerpo legitimar, según las leyes y la Constitución dominicana, para que Verón-Punta Cana sea municipio.
De modo que, para conseguir que Verón Punta Cana sea municipio, es necesario que la Junta Distrital muestre mediante su gestión y manejo administrativo: eficiencia, transparencia, equidad, participación, firmeza y determinación para motivar el cambio.