EN BUEN SENTIDO / Amigable noticia

Antonio Corcino.

Antonio Corcino / [email protected]

Con entusiasmo recibí la información del acuerdo entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Clúster Turístico de La Altagracia, con el amigable interés de preservar los recursos naturales de la Laguna Bávaro, del Distrito Municipal Verón-Punta Cana.
Las comunidades internacionales ligadas al turismo y el medio ambiente establecieron al ecoturismo como una práctica sostenible, así como el de estimular acciones para conservar la flora y fauna, que valoricen los recursos naturales y eviten daños biológicos, físicos, sociales y económicos en comunidades receptivas turismo.
Recursos como planes, políticas, programas y acuerdos institucionales a nivel local, nacional e internacional, constituyen iniciativas prácticas que amortiguan los problemas del ecosistema y la alianza con el turismo, son formas de invertir en el futuro del bienestar humano.
En la geografía turística mundial encontramos varios países en donde el turismo y el medio ambiente tienen una relación afectuosa -sin que uno perjudique al otro – más bien conviven como en: Costa Rica, Puerto Rico, Kenia, Madagascar, Nepal, Ecuador (Islas Galápagos) entre otros, representan muestras que privilegian la sostenibilidad, preservación y la apreciación responsable de las áreas naturales; motivaciones que impulsaron a las autoridades nacionales con esta institución local, a promover el turismo ecológico en la zona de Verón-Punta Cana, de forma amigable y de esta manera, situar a la nación dominicana dentro de los países del mundo que viven del turismo de manera afable con el ecosistema.
Como es bien sabido, el turismo es una actividad de servicios mundial dependiente de la naturaleza, y todas acciones para preservar el agua, la flora y la fauna, como las firmadas la semana pasada en este territorio, es una inspiración para salvaguardar esta laguna de 4.1 kilómetros cuadrados de manglares, con más de 220 especies de plantas nativas y endémicas.
También posee cuatro tipos de manglares y 86 especies de aves, de las cuales ocho son endémicas; cinco especies de anfibios, 11 de reptiles y varias especies de peces de agua dulce, que hacen de este ecosistema de fauna silvestre, perfectamente explotable turísticamente sin dañarla, considerada como una de las más valiosas del país Dicho acuerdo supone, aprovechar de esta área rica en atractivos turísticos y disfrutarlos de manera sostenible: social y medio ambiental con el capital.
Si amigable fue la nota del acuerdo interinstitucional, en donde el Gobierno y el sector privado buscan conciliar el desarrollo del ecoturismo sostenible, lo fue también, su empeño en garantizar el progreso sin afectar el medio ambiente.