BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / VPH, un enemigo anónimo y destructor

Dr. Hervio Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez /
[email protected]

El virus del papiloma humano (VPH) es otro microorganismo causante de ITS, que de paso suele ser muy peligroso y no tiene cura. Es el causante en más de un 80% del cáncer cervicouterino y también uno de los principales causantes del cáncer orofaríngeo, vulva, vagina, pene y ano.
Actualmente hay descritos más de 100 serotipos de este microorganismo, pero los descritos como de mayor riesgo para el desarrollo del cáncer en el ser humano son los serotipos 16, 18, 31, 45, 33, 35, 39, 51, 52, 56, 58, 59, entre otros.
Según datos de la OMS, cada momento hay en el mundo más de 290 millones de mujeres infectadas con el VPH, convirtiéndose así en una de las ITS más comunes y trayendo como consecuencia cerca de 600 mil nuevos casos de cáncer cervicouterino y alrededor 300 mil muertes directamente relacionada a este.
Formas de contagio. La infección se contrae por contacto sexual con una persona infectada mediante prácticas sexuales oral, vaginal y anal, por lo tanto, todo aquel que se encuentre sexualmente activo es vulnerable a contraer la infección.
Signos, síntomas y diagnóstico. Considero al VPH como un enemigo anónimo y destructor, porque tiene la particularidad de ser asintomático, de hecho, pueden pasar años incluso décadas y las personas infectadas puede no presentar manifestaciones clínicas, pero al mismo tiempo va provocando proliferación de células malignas. Cuando suelen aparecer los signos y síntomas, estos se caracterizan por verrugas en el ano, cérvix, vagina, vulva, uretra, pene y escroto; las verrugas pueden ser visibles o no, por lo que se le considera una patología difícil de diagnosticar, pero con la intervención especializada de ginecólogos, urólogos y citopatólogos, se puede prevenir, detectar y tratar de manera paliativa.