BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Tabaquismo, un hábito asesino

Dr. Hervido Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez /
[email protected]

Está demostrado que el tabaquismo es una de las principales causas de enfermedades, muertes y propiciador de pobreza para quienes lo consumen, pero para quienes lo venden resulta en ganancias multimillonarias.
Según la OMS las sustancias derivadas del tabaco, asesinan cada año más de 7 millones de personas, de los cuales más de 6 millones consumen estas sustancias de manera directa y cerca de 1 millón la consumen de manera indirecta, es decir por exposición al humo de otra persona.
Estadísticas establecen que existen más de mil millones de personas fumadoras en el mundo, de los cuales alrededor del 80% proceden de países de bajos ingresos, con sistemas de salud pública deplorable como el nuestro.
Toda persona que incursiona en la práctica del consumo del tabaco, definitivamente está condenada a morir prematuramente, ya que el humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales al menos 250 causan daño a la salud, y más de 50 causan varios tipos de cáncer.
El tabaquismo también conlleva a graves trastornos cardiovasculares; vasculocerebrales; respiratorios; muerte súbita en lactantes; bajo peso del recién nacido; entre muchos otros males. En pocas palabras, las sustancias proinflamatorias del tabaco no solo afectan a las vías respiratorias de los consumidores, sino que lo hacen de manera multisistemica, incidiendo de manera directa en las esferas biológica, psicológica y social del individuo consumidor y sus familiares.
El tabaquismo es un enemigo indiscutible de la salud, es simbólico de muerte y crea adicción, por lo que les exhorto a quienes están atados al consumo del tabaco, reconocer su adicción y tener la fuerza de voluntad para dejar este mal que poco a poco apaga la llama de su vida.
En República Dominicana, no existen organizaciones estatales orientadas a la promoción y prevención sobre el abandono de esta práctica, a pesar de que tenemos una gran población consumidora.
¡Despierta! No destruyas más tu vida y la de los tuyos a cambio de nada…