BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / No estamos preparados ante brotes tras las lluvias

Dr. Hervio Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez / [email protected]

En estos últimos días, casi toda la geografía nacional ha sido azotada por fuertes y torrenciales aguaceros, mismos que no son muy frecuentes en esta época del año. Sin lugar a dudas esto siembra un gran temor en la población en sentido general por las crecidas y desbordes de ríos, arroyos, cañadas y deslizamientos de tierra; Pero el verdadero problema radica después de que cesan las lluvias, debido al grado de vulnerabilidad en la que vive una porción importante de la ciudadanía, y peor aún, si no existe la estructura sanitaria idónea para afrontar estos males de una manera integral.
Cuando sucede este tipo de siniestro aumenta considerablemente la morbi-mortalidad y todos estamos expuestos a ser víctimas de enfermedades infectocontagiosas por impacto directo de las lluvias; especialmente muy vulnerables a contraer aquellas enfermedades transmitidas por vectores, tales como: hepatitis A, cólera, diarreas por diferentes patógenos, leptospirosis, meningitis, pediculosis, escabiosis, dengue, malaria, entre otras. Además, muertes por ahogamiento, lesiones por diferentes elementos cortantes y no cortantes, aplastamientos, electrocuciones, quemaduras por descarga eléctrica, entre otras. El impacto indirecto de las lluvias torrenciales, también acarrea daños importantes en las diferentes infraestructuras.
Debo decir con mucho pesar, que la mayoría de esas situaciones se dan por la falta de saneamiento básico. No estamos preparados para afrontar con firmeza las consecuencias de los fenómenos naturales, el país no escapa de que pronto nos afecte con gran fuerza un huracán o terremoto; es tiempo de ser más proactivos que reactivos.
El país en sentido general carece de un sistema sanitario eficiente; pero la situación de Higuey Provincia la Altagracia, está a punto de estallar en una hecatombe, comencemos a crear conciencia y dejemos de un lado las ideologías políticas erradas; la política es una ciencia noble que organiza las sociedades; no se creó para ignorar las demandas de los pueblos, si no para suplirlas.
Conocemos abiertamente las causas reales por las cuales miles de personas podrían perder la vida, debido a situaciones como la que nos afecta en estos precisos momentos, pero nos estamos haciendo de la vista gorda. “El tiempo avanza; el reloj quizás se pueda detener; pero el tiempo; ese nunca se detiene”.
Les exhorto a la población Altagraciana y al país en sentido general, estar atento a las alertas y boletines emitidos por el COE, la Onamet y los diferentes organismos de socorro y de seguridad del estado; de esta manera podemos salvar nuestras vidas y la de otros, ante las adversidades que nos pudieran sobrevenir.