BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / La temporada ciclónica 2017, ya está cerca

Dr. Hervio Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez / [email protected]

La temporada ciclónica comprende el período del 1ro de junio al 30 de noviembre de cada año.
Desde el Siglo XIX hasta nuestro tiempo, República Dominicana ha sido afectada por más de 70 fenómenos meteorológicos, de los cuales alrededor de 10 o más, han alcanzado a tener categorías entre 2 y 5 en la escala de Saffir-Simpson.
El último de estos fenómenos de la naturaleza que nos mantuvo en jaque fue el huracán Matthew, alcanzado este la temerosa categoría 4, aunque no nos afectó de manera directa; pero sus ráfagas, lentos movimientos e inestabilidad nos causaron daños importantes.
Fenómenos meteorológicos
San Zenón, 3 de septiembre del 1930, de categoría 4, devastó la ciudad de Santo Domingo, dejando un estimado de más de 4,000 muertos y 20,000 heridos.
Inés, 29 de septiembre de 1966, categoría 4 impactó de forma directa la península de Barahona y destruyó el poblado de Oviedo viejo.
David, 31 de agosto de 1979 categoría 5, es el único que ha tocado al país, con esta categoría. Causó más de 2,000 muertos y miles de damnificados, desbordamientos de ríos y daños a infraestructuras en la región sur.
La tormenta tropical Federico, a menos de una semana de David, causó abundantes precipitaciones e inundaciones en la región sur.
Emily, en 1987, de categoría 4, penetró sobre las costas sur.
Iván, categoría 5, 2004; Félix, categoría 5, 2007, y Sandy, categoría 2, 2012, también nos llegaron sus efectos.
El temible y devastador Georges, 22 de septiembre de 1998, de categoría 3, afectó más al Este, en cuya región destruyó viviendas, generó, altas precipitaciones y desbordamiento de ríos, fallecieron cientos de personas.
Tormenta Noel, octubre 2007, causó, al menos 73 muertes, alrededor de 64,000 evacuados y más de 1,500 rescatados. Tormenta Olga, diciembre 2007, atacó fuera de temporada, dejó más de una decena de muertos y daños en más de 6,000 viviendas. La provincia de Santiago, fue muy afectada por el desfogue de la presa de Tavera.
La República Dominicana, está ubicada en la línea de los huracanes, por lo que debemos estar preparados para lo inesperado, y ante todo ser “proactivos”.