BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Gonorrea, una ITS de la que ya poco se habla

Dr. Hervio Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez / [email protected]

Realmente de esta patología ya no mucho se habla, de hecho, he conocido casos de personas que piensan ya ha sido erradicada de nuestro entorno. Pero no es así; es todo lo contrario; tenemos más casos de los que podemos imaginar.
La gonorrea es causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae, la bacteria se contrae comúnmente por contacto sexual vaginal, anal y oral, tiene como predilección la uretra masculina y femenina, porción anatómica que le permite colonizar de manera activa. Además de las zonas anatómicas ya mencionada, puede infectar los ojos.
Las personas vulnerables a contraer la enfermedad, son aquellas que se encuentran sexualmente activa; esos grupos de edades oscilan en nuestro país desde: 15-24 años de edad, aunque no exime otros grupos de edades.
Signos y síntomas de la infección. Los signos y síntomas de la gonorrea se manifiestan en los hombres y mujeres infectadas dependiendo obviamente del lugar por donde ingreso al cuerpo el microorganismo:
Genital masculino: sensación de ardor al orinar; secreciones de color blanco, verde o amarillo a través de la uretra, dolor e inflamación testicular.
Genital femenino: en ocasiones algunas mujeres pasan por asintomáticas, pero usualmente presenta: dolor o sensación de ardor al orinar, secreciones vaginales y sangrado vaginal no relacionado con la menstruación.
Región anal: Prurito anal y secreciones, dolor rectal, sangrado rectal.
Región bucofaríngea: irritación en la garganta, dificultad para deglutir los alimentos, fiebre alta, adenopatía cervical, entre otros.
Región ocular: dolor intenso, ardor, secreciones purulentas, malestar general entre otros que se relacionan sus complicaciones.
Cabe destacar, que las mujeres embarazadas, pueden fácilmente transmitir la infección al neonato en el mismo instante que pasa por el canal de parto, cuando se este se lleva a cabo por vía vaginal.
La gonorrea puede complicarse si no recibe tratamiento adecuado, pero debemos recordar que es bastante fácil de curar.