BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Amigdalitis mal tratada, un peligro latente

Dr. Hervio Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez / [email protected]

Las amígdalas o tonsilas, son estructuras de tejido linfoide, que recubren la boca y parte inicial de la garganta. (Amígdalas palatinas, adenoides.)
La función primordial de las amígdalas es la de atrapar bacterias, virus y cualquier sustancia nociva, para evitar su entrada a la vía respiratoria o al aparato gastrointestinal, y de esa manera evitar que estos y otros microorganismos causen infección sistémica. De ahí es que reconocemos a estas estructuras como parte complementaria de nuestro sistema inmunológico.
La amigdalitis es definida como dolor, inflamación e infección de las las amígdalas, ya sea de etiología viral o bacteriana, la misma puede ser aguda o crónica.
Como un mecanismo de defensa del cuerpo ante la entrada de un agente patógeno a través de la oro y nasofaringe, estas estructuras se inflaman, causando signos y síntomas que en ocasiones suelen ser muy intensos, especialmente en los niños.
Hablamos de amigdalitis crónica, cuando el paciente ha presentado: 7 episodios de amigdalitis en un año; 5 episodios de amigdalitis por 2 años consecutivos o 3 episodios de amigdalitis por 3 años consecutivos.
La amigdalitis es aproximadamente un 75-85% de etiología viral, por lo que antes de tomar o dar antibióticos, debemos estar seguros de que la infección es causada por bacterias, aunque muchas veces no damos antibióticos cuando debemos darlo o peor, el paciente toma el incorrecto.
Los signos y síntomas en la etapa aguda y vírica de esta patología abarcan desde: congestión nasal, dolor de garganta, anorexia, astenia, malestar generalizado. La infección bacteriana se caracteriza por: fiebre alta, dolor de cabeza, mialgias, hiperemia e hipertrofia amigdalina con exudado purulento, adenopatía cervical y submaxilar, dolor abdominal, náuseas y vómito.
El diagnóstico de esta patología es eminentemente clínico, pero para detectar le presencia del estreptococo beta hemolítico del grupo A; e instaurar un tratamiento antibiótico definitivo, se realiza un cultivo de exudado, hemograma y la antiestreptolisina O.