Bávaro: Detienen a tres menores que se dedicaban a pedir y limpiar vidrios en semáforos

Verón. La Policía Municipal de esta demarcación detuvo a tres niños limpiadores de vidrios y los llevó al destacamento de la Policía Nacional del Cruce de Verón. Estos menores forman parte de una gran cantidad de pequeños que trabajan en las calles de este distrito a la vista de las autoridades.

Los menores, a quienes se les oculta su identidad por razones legales, dijeron a este medio que fueron sorprendidos por los policías municipales tal y como si ellos no tuvieran familia. Alegaron que ellos estaban jugando 31 (juego de cartas) en las inmediaciones de una reconocida plaza comercial de la zona.

Señalan que también estaban “pidiendo bola” para regresar a su casa. Los tres dijeron que viven en el sector de Friusa. Uno de los menores, que reconoce ser parte de los niños que se paran en el semáforo de Coco Loco a limpiar vidrios, dijo que “a mí me agarraron sin hacer nada. Me dijeron mira niño ven”.

Los menores precisaron que, supuestamente, fueron tratados de forma muy brusca por los policías municipales: “nos agarraron como animales, así como ladrones nos agarraron y nos tiraron para el carro”.

El hecho ocurrió la pasada semana. Pese a esta acción, el pasado lunes dos menores de edad se apostaron a orillas de un camión que trasladaba a visitantes internacionales en el Cruce de Friusa, a quienes pedían dádivas, imágenes que fueron captadas por Uridys Marte, un colaborador de El Tiempo

Ante esta situación, el magistrado fiscal de Bávaro, Jorge Luis Amador, dijo que concerniente a los niños que están en las calles el Ministerio Público tiene que hacer una investigación para ver si están siendo explotados por personas mayores de edad o si han sido abandonados por sus padres.

Menores trabajando en el semáforo de Coco Loco
Menores trabajando en el semáforo de Coco Loco

“Cuando de manera sorpresiva la Policía se topa con ellos, los trae al destacamento para buscar a sus padres y darles el tratamiento de lugar conjuntamente con el Consejo Nacional para la Niñez (Conani)”, precisó. Contó que cuando llamaron al Conani resultó que uno de ellos ya se había escapado de esa institución pública.

Dijo que la idea de estos procesos es evitar que estos niños estén en las calles expuestos y en un clima de vulnerabilidad. Esta situación de trabajo infantil se ha vuelto muy común en este distrito turístico. Decena de niños laboran en horas de la noche y la madrugada en las inmediaciones de Friusa.

Recientemente se han colocado en el semáforo de Coco Loco a limpiar los vidrios de los vehículos que transitan por ese lugar. Hasta el momento, en esta demarcación no se han creados políticas o mecanismos que den al traste con este tipo problema. Amador comentó que los niños fueron entregados a sus padres.

Contó también que se encuentra realizando, en conjunto con Conani, operativos en Verón y Cabeza de Toro para identificar los niños que se dedican a pedir y que se ven abandonados por sus padres. Recientemente la alcaldía del Distrito Nacional retiró decena de limpiadores de vidrios de las calles de esa ciudad.

Estos se encontraban trabajando en las principales intersecciones, así como empieza a ocurrir aquí. Cuatro de esos limpiadores de vidrio que habían sido quitados de esas intersecciones fueron contratados en distintas áreas del cabildo capitalino. Uno fue integrado a la Policía Municipal y los otros tres al área de aseo urbano.