Autoridades buscan regularizar unos 6 mil motoconchos en distrito Verón-Punta Cana

Julio González / [email protected]

Verón. Las autoridades locales trabajan en el diseño de un plan conjunto de regularización de unos 6 mil motoconchos que hacen vida en este Distrito Municipal de Verón-Punta Cana. El objetivo fundamental de esta iniciativa es dotar al sector montoconcho de mayores niveles de seguridad y confiabilidad en los cientos de usuarios que diariamente utilizan este tipo de transporte en la zona turística. Este plan contempla proveer de chalecos numerados para la debida identificación de cada uno de los que se dedican a esta actividad en las diferentes paradas.

De implementarse esta medida, las autoridades estiman que se incremente la confianza de abordar estas motocicletas, que durante décadas se ha convertido en uno de los principales medios de transporte de los dominicanos. Tanto a nivel distrital como nacional, los motoconchos se han mostrado “abiertos” antes posibles acciones que busquen fortalecer sus niveles de organización, por lo que muchos de ellos, agrupados en asociaciones por paradas, han asistido a las diferentes reuniones con las instituciones vinculadas al tema.

El director del Departamento de Tránsito de la Junta Municipal Verón-Punta Cana, Eddy Medina, indicó que la regularización de los motoconchos en la zona turística ha sido de gran “preocupación” por parte de este organismo, en virtud de que es un área donde siempre el congestionamiento vehicular presenta una considerable movilidad.

“Queremos cumplir estrictamente la Ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Transito y Seguridad Vial, para lo cual veníamos diseñando un proyecto de viabilización del tránsito. Este texto legal nos da facultades para implementar medidas en cuanto a organización del tráfico vehicular y la seguridad de los pasajeros se refiere”, señaló. Medina explicó que en la actualidad procesan un levantamiento de los motoconchos en todo el distrito, que consiste en un banco de datos que a su vez coadyuve a la organización de estos, que ahora reposará en la Junta Municipal.

“Hemos comenzado esto por Verón donde tenemos ya trabajadas unas 276 paradas y además de eso los hemos convocado a un encuentro con el alcalde para hablarle los alcances de la nueva Ley de Tránsito que los beneficia a ellos también”, dijo Medina.

“Para nosotros esto es bien significativo porque sabemos que un motoconcho es bombero, policía, ambulancia, mensajero y brinda todo este tipo de asistencia a los ciudadanos, a pesar de muchos errores e incumplimientos.

En nuestro distrito municipal estamos teniendo control de ellos, de su organización, aunque mucho de los motoconchos son foráneos”, expresó.

PRÓXIMOS PLANES

El director del Departamento de Tránsito de la Junta Municipal Verón-Punta Cana, precisó que uno de las acciones inmediatas para regularizar estos trabajadores de volante de motor, es registrar cada uno de los datos básicos de los motoconchos, incluyendo los extranjeros, a quienes también se buscan estrategias para que estén ajustados a la normativa de la República Dominicana. “Hemos tenido reuniones con embajadas como la de Haití, para que no expidan documentos a esos motoconchos de nacionalidad haitiana, y hacer un proceso de regularización directa”, añadió.

Otra de la acciones organizativas a implementar en los próximos días, es la de establecer colores por zonas. Es decir, Verón, Bávaro, La Ceiba y El Salado, tendrán un color distinto, así como números en el chaleco, casco protector y motocicleta. “Si un motoconcho de que es de Verón, identificado con el color azul y se fue a Bávaro y cometió un robo, pues allá sabrán que fue un motoconcho de Verón. Los cascos tendrán una barra de seguridad que lo vamos a manejar nosotros en el banco de datos y el que no esté registrado allí no podrá ejercer la actividad, por lo menos en este distrito municipal”, explicó Eddy Medina.

Motoconchos en Bávaro
Motoconchos en Bávaro

Para el lanzamiento de esta medida, se tomará como prueba piloto la localidad de Verón, donde se estima que el director municipal, Ramón Ramírez, haga entrega de un casco protector con su respectiva barra de seguridad, un chaleco y una motocicleta totalmente rotulada, para lo cual tienen un previsto invertir unos RD$ 500 mil solo en cascos.

De su lado, el director del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), Osvaldo Pérez Feliz, acotó que esta instancia articula esfuerzos con la Junta Municipal, a los fines de ejecutar este plan de regularización para los motoconchos, que iniciará próximamente en Verón y que luego se implementará en Friusa.

“Este es un proyecto interesantí- simo, a nivel de código de barras y toda la información necesaria del motorizado. Aún no tenemos fecha exacta de la ejecución de este plan, pero lo tenemos prácticamente listo”, informó. Pérez Feliz afirmó que en las áreas de Bávaro y Punta Cana no se registran constantemente casos de robos perpetuados por motoristas y los pocos que se han dado contaron con la inmediata respuesta de este organismo de seguridad.

“Mantenemos reuniones constantes con las diferentes asociaciones de motoconchos para poder reunir cada uno de los contenidos de este plan. También estas acciones vienen acompañadas de aspectos más allá de la seguridad personal, como iluminación de las vías” destacó. En este orden de ideas, el capitán Ruddy de la Cruz Polanco, encargado del Departamento de Vehículos Robados de la Dirección Central de Investigación (Dicrim) en la zona turística, refirió que como parte de las acciones que adelanta para reforzar la seguridad de la ciudadanía, implementaron un plan denominado “Servicio Colectivo”, conjuntamente con el Cestur y la Policía Preventiva, en aras de realizar seguimiento a los motoristas y conductores de vehículos.

Reportó que los índices delictivos desde motores en la zona, han estado “controlados” por las autoridades de seguridad y eso se debe la coordinación de acciones entre las diferentes instancias del Estado, encargadas de diseñar las políticas públicas en materia de resguardo. “Hemos hecho un levantamiento por paradas y ya contamos con ese registro.

La intención es identificar a cada motoconcho, con su chaleco, número y casco, lo que brinda confianza en el usuario que demanda del transporte en motor”, aseguró Polanco.

EXPECTATIVAS

Pedro Aracena, motonconcho de la Parada de Iberia, resaltó que se encuentran “debidamente” organizados, pero aun así mantienen expectativas en torno a algunos planes por parte de las autoridades para regularlos. “Esperamos que eso que dicen de dotarnos de cascos y chalecos se dé lo más pronto posible y lo que queremos nosotros es que la gente siga confiando en los motoconchos porque somos gente trabajadora”, dijo.

Agregó que hay unas algunas personas foráneas que buscan empañar la labor de estos motoristas, motivo por el cual apoya la intención de las autoridades de consolidar su organización, registrando a cada persona que desarrolla esta actividad en los espacios del distrito municipal. “Actualmente, nosotros tenemos como parada un sistema de ingreso, es decir, no cualquiera viene a formar parte de nuestro grupo. Si hay una ruta vacante se le da el ingreso, alquilándola o vendiéndola”, puntualizó Aracena.

NORMATIVA DE LA OTTT

La OTTT creó la Normativa para la Operación del Transporte de Motoconcho,cuyo objetivo es planificar y regular a nivel nacional la prestación del servicio público de transporte de pasajeros, movilizando a las personas en motocicletas y/o motonetas, medio de transporte denominado motoconcho.

El texto, que data del 2011, refiere que aporta una herramienta que permitirá organizar la actividad de manera que el servicio se preste de manera más eficiente y segura para el usuario, a la vez de poner un freno al crecimiento desproporcionado y descontrolado de la actividad.

Explica que la proliferación de motoconchistas en las vías públicas, por sus características socio-culturales, acarrean una serie de consecuencias y riesgos que son controlables y previsibles a partir de un programa bien estructurado que contemple componentes de regulación, organizativos y educativos, promovidos por las instituciones del Estado relacionadas con el tema.