Autoridades avanzan gestiones para poner a funcionar la Unidad de Patología en Higüey

HIGÜEY. Desde la inauguración del hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia, se contempló dentro de su cartera de servicios la instalación de una Unidad de Patología Forenses, para la cual ya se han realizados los pasos correspondientes, como la adquisición de varios equipos y el acercamiento con las autoridades de la Procuraduría General de La República.

Esta dependencia estatal deberá nombrar el personal médico de esta Unidad de Patología, según explicó el director del hospital (HGENSA), Jaime Rodríguez. En tanto que la doctora Manuela Rodríguez, encargada del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en San Pedro de Macorís, manifestó a este semanario que de abrirse finalmente una Unidad de Patología Forense en el municipio de Higüey impactará de manera positiva, ya que es de la provincia La Altagracia que más casos de muertes violentas llegan en la actualidad.

De esta forma, se descongestionará la oferta de este servicio de manera considerable en esta oficina regional. Asimismo, Rodríguez dijo que actualmente ofrecen los servicios de autopsia y necropsia, que son los estudios a los cadáveres. También están las lesiones personales, que se refiere a los certificados médicos legales que deben emitirse cuando hay riñas, atropellos por accidentes de tránsito, lesiones y delitos sexuales.

De acuerdo a las informaciones suministradas por el Departamento de Estadísticas de la regional del Inacif en San Pedro de Macorís, durante el periodo del 2015 hasta el mes de abril del 2018, recibieron 360 casos procedentes de la provincia La Altagracia, de los cuales 304 fueron del sexo masculino y 56 femeninos.

Además, el informe indica que en la mayoría de los casos por muertes violentas, 80 fueron con armas blancas, es decir, cuchillos, machetes, puñal, tijeras, látigos o navajas, mientras que 132 se produjeron con armas de fuego, (pistolas, escopetas). Otros casos que ameritaron estudios patológicos correspondieron a fallos cardiovasculares, paros respiratorios, edemas cerebrales y pulmonares, entre otros.

Nombrar patólogo

El procurador fiscal de La Altagracia, Edwin Encarnación Medina, explicó que se le comunicó al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) regional San Pedro de Macorís de la oportunidad y de las facilidades que tiene la infraestructura del hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia, ya vino una comisión hizo un levantamiento ene le cual confirmó que las condiciones son óptimas para tener una Unidad del Inacif que funcione en este centro de salud.

Asimismo, añadió que “ahora estamos en una a segunda etapa, donde hay que nombrar un patólogo forense a los fine que le de ejecución a las autopsia y se trabaja para ello. También ha habido mucha receptividad y disposición del director del nuevo hospital para que se inicie”.

Además, señaló que la instalación de esta Unidad de Patología Forense será de gran impacto puesto que hay familiares que quieren que les entreguen el cadáver inmediatamente, pero sí la causa es por muerte violenta, súbita, en circunstancias no aclaradas, si es un detenido o cuando es extranjero la Ley establece que se le haga una autopsia y por lo tanto deben ser trasladados a San Pedro de Macorís, por lo que la provincia será beneficiada y las personas se ahorrarán el tiempo de espera y dinero.

La fiscalía en una ocasión proveyó un vehículo para los traslados, en su mayoría las personas contratan a alguien para ese servicio, pero cuando son familias de escasos recursos la fiscalía los cubre, indicó Encarnación Medina.

Equipo de Patología

Al referirse a las altos niveles de muertes violentas en La Altagracia dijo que esta provincia es atípica, hay personas de diferentes puntos del país con costumbres diferentes y muchos vienen algunos a trabajar, pero hay otros que aprovechan el dinamismo económico para delinquir y eso es el precio que pagan las grandes ciudades en desarrollo porque atrae personas de trabajo pero también los delincuentes.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) tiene su sede en Santo Domingo, también posee una Unidad en el hospital Marcelino Vélez desde el año 2013. Mientras que en Santiago de los Caballeros funciona en el hospital Cabral y Báez; en San Francisco de Macorís, en el hospital regional San Vicente de Paúl; en Azua, en el hospital regional Sur Taiwán-Azua, y para la región Este en San Pedro de Macorís.

La próxima Unidad sería la número seis en el municipio de Higüey. Funciones del Inacif El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) se creó mediante la resolución número 16956, el 20 de diciembre del año 2004, por la Procuraduría General de la República, dentro de sus funciones se destacan; analizar las evidencias, entre ellas cadáveres (patología), pequeños indicios (trazas), armas de fuego, casquillos y proyectiles (balística), las drogas y sustancias controladas decomisadas en el país.

También ofrecer los informes, peritajes y dictámenes que soliciten las autoridades judiciales y del Ministerio Público, sin perjuicio de las solicitudes que puedan dirigir otras agencias e instituciones públicas, privadas o apoderados privados por mediación judicial o independiente.

De igual manera a esta institución le corresponde practicar todos los análisis e investigaciones científicas y técnicas con motivo de la ocurrencia de un crimen o delito y de conformidad con la ley o cualquier otro reporte que sean requeridos por el Ministerio Público y las autoridades judiciales.

Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia.

Establecer protocolos de actuación en las distintas disciplinas científicas y asegurar niveles adecuados de calidad en los informes. Asimismo, se establece que es su responsabilidad divulgar y promocionar los conocimientos en materia de ciencias forenses y criminalísticas que contribuyan a desarrollar y dinamizar los sectores que actúan en la administración de justicia en el país.

Además, actuar como centro de referencia en materia propia de su actividad en relación con otras instituciones nacionales afines y con otros institutos de ciencias forenses a nivel internacional.

Del mismo modo, tiene que efectuar estudios e investigaciones forenses conforme el Plan Nacional de Política Criminal del Estado dominicano, implementado por la Procuraduría General de la República.

Asistir con entidades educativas y sanitarias a nivel nacional en todas aquellas materias que contribuyan al desarrollo de las ciencias forenses, cooperar con los organismos nacionales e internacionales en materias relativas a la investigación forense y criminalística, recogiéndose cuanta información se facilite al respecto.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews