Este hospital suministra servicios de salud a aproximadamente el 48 por ciento de los residentes de la ciudad de La Romana.

Atraso en reconstrucción de hospital provoca hacinamiento de pacientes

María Herrera / [email protected]

Jael Silfa, directora hospital Francisco A. Gonzalvo.
Jael Silfa, directora hospital Francisco A. Gonzalvo.

LA ROMANA. El único hospital público de esta ciudad, el cual brinda atención no solo a residentes de esta provincia sino de otras zonas, desde hace cuatro años se encuentra laborando con más del 50 por ciento de sus instalaciones paralizadas.

La razón de esta situación, según los directivos de este hospital, es porque está en proceso de reconstrucción. Sin embargo, esta obra lleva ya mucho tiempo de haberse iniciado, lo que mantiene en condiciones de hacinamiento a decenas de pacientes internos en dicho centro de salud.

Jael Silfa, directora de este centro hospitalario, al ser entrevistada al respecto dijo que tratan de trabajar con los mayores estándares que tienen a su alcance, pero que hay una parte del problema que se escapa de sus manos, que es precisamente la situación de hacinamiento.

“Tenemos un poquito más del 50 por ciento del hospital cerrado, y eso hace que haya más pacientes por salas. Cuando hay un hacinamiento, el paciente entonces automáticamente, aunque usted esté limpiando, aumentan las infecciones, porque cada paciente tiene diferente tipos de organismos, y al juntarse todos y estar muy cercanos, entonces puede aumentar con eso algún tipo de infección”, explicó Silfa.

Dijo que el hospital tiene 60 camas que actualmente están todas llenas. “Lamentablemente, en nuestra provincia todos los días tenemos accidentes de tránsito, algunos lamentables; otros con daños, pero menos graves. Pero estamos teniendo muchas personas con daños importantes con los accidentes de tránsito. Estamos llevando la vida muy rápido y hay muchos accidentes diarios”, lamentó Silfa.

La doctora Rhina Reyes, directora provincial de Salud Pública, dijo que el hospital Francisco A. Gonzalvo tiene unos cuatro años en esta situación, en un momento en que muchos hospitales del país se comenzaron a reconstruir para mejorar sus condiciones, quedándose el de La Romana sin terminar aun.

“Hace unos meses que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) dijo que iban a priorizar como 18 hospitales, pero el de La Romana no estaba. Entonces es una situación incómoda. El hospital Gonzalvo es de segundo nivel, el único que tenemos provincial, aunque ya muchos pacientes del régimen subsidiado están tomando la alternativa de buscar un referimiento para el hospital del seguro social”, indicó Reyes.

Sin embargo, dijo que intentan resolver esta situación, y para ello se están concertando encuentros con diputados, la Gobernación Provincial y los alcaldes. El objetivo de estas reuniones es crear conciencia de la gravedad del problema, partiendo de la premisa de que por sus características La Romana amerita de un hospital de mayor capacidad.

Funcionamiento del hospital

No obstante las precariedades que afectan a este centro de salud, Silfa dijo que han mantenido las atenciones a los pacientes. El área de emergencias trabaja 24 horas. Explicó que cuentan con el personal médico necesario para atender los diferentes tipos de enfermedades que reciben diariamente en el hospital.

Asegura que el hospital cuenta con gran parte de los equipos necesarios para brindar atención a los pacientes. “Ahora solo estamos esperando unos destornilladores que faltan, porque la población tiene que alquilarlos y estamos tratando de que a partir del próximo mes ya no tenga que hacerlo”, señaló.

Fueron adquiridos también unos transductores nuevos de nosografías para poder ampliar la cartera de esos servicios, así como también un electro cauterio que faltaba para el equipo de cirugía y otros instrumentos, tanto de ginecobstetricia como del departamento de cirugía general.

“Con esos equipos, cerramos la brecha que teníamos. Van surgiendo necesidades diarias, pero la brecha que teníamos grande, ya con esos equipos la Cerramos”, expresó la directora.

 Más del hospital

El hospital cuenta con un área repleta de folder con archivos de historial médico de los pacientes, que se han ido digitalizando, según explicó la encargada de este departamento, Maribel Vicioso. “Aquí están todos los expedientes de cada persona que viene al hospital. Solo una parte esta computarizada, como las de altas y la unifican con su expediente anterior. Ya estamos trabajando para tener todo el historial clínico computarizado”, señaló Vicioso.

El hospital cuenta también con un laboratorio clínico dirigido por la doctora Juana Zabala, que trabaja junto a seis personas, distribuidas en las funciones de toma de muestras, hematología, parasitología, química, el ara de servicio de trasfusión y serología.

 “Nosotros, diariamente recibimos 50 pacientes más o menos externos o con citas, y de emergencia todo el que llega. Tenemos un área de toma de muestras que es externa del laboratorio. Eso nos permite que no haya una cantidad de pacientes acumulados. Los recibimos en el salón grande, donde pueden estar sentados; ahí tenemos un baño para hembras y otro para varones, donde reciben su turno y orientaciones”, detalló Zabala.

Dijo además que los resultados de pacientes externos se entregan cada dos días, y los de emergencias a la 1:00 de la tarde, diariamente, aunque dijo que si es urgente la entrega se hace inmediatamente.

Este hospital suministra servicios de salud a aproximadamente el 48 por ciento de los residentes de la ciudad de La Romana, que tienen una población de 380 mil habitantes. Se atiende aproximadamente 500 pacientes diarios, siendo los servicios de ginecología, obstetricia y pediatría los más solicitados.

Cuenta con un personal de salud conformado por ocho pedíatras, ocho ginecobstetras, cuatro médicos internistas, cuatro cirujanos, ocho anestesiólogos, un cardiólogo, dos urólogos, un dermatólogo y un gastroenterólogo. También, dos siquiatras, dos epidemiólogos, dos oftalmólogos, cinco médicos familiares, seis ortopedas, seis personas para diagnósticos y Rayos X, siete de odontología y tres auxiliares, 27 de enfermería con 60 auxiliares, y laboratoristas y tres farmacéuticos con siete auxiliares.