¡Atención, Ayuntamiento!

Este vertedero improvisado, ubicado en la cañada que atraviesa los sectores Antonio Guzmán y Los Platanitos, se ha convertido en un foco de contaminación, no sólo para los ciudadanos que residen en los alrededores, sino también para los niños que se dedican a buscar algún objeto de valor, exponiéndose a contraer cualquier bacteria. Se hace urgente que el Ayuntamiento intervenga este lugar.