Aseguran sector hotelero no califica para aumento salarial anunciado por el Gobierno

Romayra Morla / [email protected]

HIGÜEY. Luego de varios encuentros y discusiones entre el Gobierno, el sector empresarial y las centrales sindicales, finalmente se acordó un aumento salarial de un 20 por ciento para la clase laboral; sin embargo, los trabajadores del sector hotelero quedaron excluidos, supuestamente porque esas empresas no reciben como ganancia los montos establecidos.

El abogado Emilio Frías Tiburcio, reconocido como el defensor de los trabajadores en Higüey, dijo que ese reciente aumento salarial es una falacia, es un monto pírrico el cual no alcanza para nada. Al principio se planteó un 40% y en las negociaciones que se dieron terminaron en 13%. Con relación al sector hotelero, señaló que los empleados no fueron incluidos, pero que cada hotel tiene un sindicato que debe representarlo y velar por el bien común de todos los trabajadores y las empresas.

Además, si en caso que no lo invitara a la mesa donde se discutía el aumento, por lo menos que hagan un reclamo. “Por cada 10 mil pesos se aumentarán mil 300 pesos, pero si se calcula la cantidad de empleados hoteleros, que es cerca de 40 mil personas, este sector se estaría reservando de pagar 52 millones de pesos”, explicó Tiburcio.

También otra situación que afecta a los trabajadores es la propina legal, la cual lacera el cálculo de las prestaciones laborales, porque ese trabajador debería devengar un salario de 20 mil pesos, pero le pagan 10 mil y compensan con los 10 mil pesos de propina. De igual manera, indicó que el 90 por ciento de la matrícula de los empleados en la zona hotelera ganan un salario mínimo de 9 mil 800 pesos y no reciben bonificación; sólo a algunos le otorgan una gratificación.

De su lado el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicano en La Altagracia, Enrique Pérez, expresó que dejar fuera del aumento salarial a los trabajadores hoteleros, es una aberración y un maltrato a la clase trabajadora. El aumento se aplicó para las empresas sectorizadas, eso es una encomienda que el movimiento sindical debe plantearse y lograr que se establezca un sólo salario mínimo para todos los sectores, incluyendo el sector público.

No califica

El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Hoteleros (Fenatrahoret), Juan Virgilio Pepén, expresó a El Tiempo que el sector hotelero no se incluyó en el aumento salarial que dispuso el Ministerio de Trabajo, porque los hoteles no califican por el tipo de empresa que son, es decir están fuera de los capitales establecidos.

El salario mínimo es regulado por la oferta de trabajo y las posibilidades económicas de cada una de las empresas. “El sector hotelero no califica por el tipo de empresa, calificaría en el sentido de grandes empresas, pero éstas se regulan por el tipo de contracto y por lo general tiene un salario superior al que el Estado y las empresas privadas pequeñas más o menos negocian”, señaló Pepén.

Asimismo, dijo que como en los hoteles se supera el salario mínimo, lo que se hace es un aumento proporcional para despegar del salario mínimo establecido, aunque sigue siendo incompleto, para el trabajo que se hace en los hoteles. “Nosotros pactamos con los hoteleros que de lo que se estipule a nivel nacional, nosotros acordamos aumentar un 5% menos que ellos y como quiera estamos por encima del salario mínimo”, añadió.

Ese aumento que se aprobó de un 13 % en mayo y 7% en noviembre de este año, provoca que el sector hotelero tenga que hacer un aumento también. Mediante acuerdos entre los sindicatos y las empresas, se estableció que cada vez que haya un aumento, el sector hotelero debe aumentar, Ellos aumentaron un 20%, aquí habrá que aumentarle un 15%, serán beneficiados indirectamente, aunque no en la misma proporción, destacó.

Además, sostuvo que a través de los pactos colectivos, hay hoteles que tienen un aumento salarial de un 5 por ciento anual, y los nuevos pactos que están haciéndose contemplan eso en su gran mayoría. También hay un renglón que no está calificándose, que es el transporte, la alimentación, el alojamiento, el uniforme y un porcentaje de las ganancias de las empresas que reciben los empleados.

Sin embargo, manifestó que los salarios mínimos de los hoteles no son los mejores y el trabajo es duro, pero al compararse con otros sectores como construcción, mecánica pesada, transporte, el hotelero gana más en su salario. Más el 10% de la propina legal y las propinas directas que en ocasiones les dan los turistas a los empleados.

En sentido general el dirigente sindical explicó que con ese aumento lo que se ha hecho es ir revistiendo las necesidades del pueblo, con el salario mínimo que se planteó se hubiese podido acercarse a la realidad de un 27 por ciento que sería lo ideal mínimo, y se mutiló porque siempre la clase empresarial busca un motivo para no llegar realmente a lo que tiene que pagarle a un trabajador.

Descontentos Varios trabajadores de la zona hotelera del Distrito Municipal de Verón-Punta Cana, quienes no revelaron sus nombres, ni el lugar donde ofrecen sus servicios, manifestaron su descontento al ser excluidos del aumento salarial que deberá hacerse efectivo este próximo 30 de mayo.

Una camarista expresó: “en mi departamento somos los que más trabajamos, y los que menos ganamos. No es justo que uno trabaje tanto por tan poco dinero y ellos no pueden dejar de aumentarnos, todos estamos esperando eso, la única manera que le aumentan a uno es cuando lo dispone el Gobierno, entonces, estamos feos”.

En tanto, otro empleado dijo que la canasta familiar está muy alta y que no es posible que una persona ganando menos de 10 mil pesos pueda sustentar los gastos que debe hacer cada mes en alimentación y servicios básicos. Mientras que, dos señoras agregaron: “los empleados del sector hoteleros se levantan a las 4:00 y 5:00 de la mañana y no tienen hora fija, trabajan día y noche.

La situación económica cada día está peor, los gastos se incrementan más y no es justos que no toquemos de ese pequeño aumento”.

Salarios mínimos Según el acuerdo entre el Ministerio de Trabajo, los empresarios y los sindicatos de los trabajadores, el salario mínimo será de RD$15,447.60 para las empresas que reporten ganancias de más de cuatro millones de pesos, mientras que aquellas que registren ingresos de dos a cuatro millones de pesos deberán pagar RD$10,620 y las que obtengan beneficios menor a dos millones de pesos RD$9,411.60.

Por otro lado, los vigilantes privados ganarán RD$ 13,032.00 y los trabajadores del campo obtendrán un salario diario de RD$ 320.40 cuando entre en vigencia la resolución número 05/2017