Para algunos munícipes, los árboles de caoba ubicados en la carretera Higüey-Yuma son un ícono de este municipio.
Para algunos munícipes, los árboles de caoba ubicados en la carretera Higüey-Yuma son un ícono de este municipio.

Ambientalistas se oponen corten más de 100 plantas de caoba para ampliación de carretera

Romayra Morla / [email protected]

HIGÜEY. Ante la posibilidad del corte de decenas de árboles de la especie caoba, ubicados en el trayecto de la carretera Higüey-Yuma, la cual será reconstruida para ampliarla y conectarla con la autovía del Coral, varios ciudadanos y ambientalistas de este municipio se oponen a esta medida, por los daños negativos que se provocaría al medio ambiente.

Hochi Echavarría Padua.
Hochi Echavarría Padua.

El ambientalista Hochi Echavarría Padua expresó que han recibido denuncias de que existen pretensiones de cortar todas las plantas de caobas que están en dicho tramo carretero. “Nosotros, como técnicos ambientalistas, entendemos que la ampliación de la entrada no debe ser un motivo para cortar esas caobas”, precisó Echavarría.

Sin embargo, dijo que están de acuerdo con que Higüey debe tener una entrada de cuatro carriles que la conecte con la autovía del Coral, pero que para desarrollar un proyecto vial no hay que lesionar el medio ambiente. Recordó que en los países desarrollados, donde hay conciencia, la gente lo que hace es sembrar más árboles.

“Los gobiernos lo que deben es propiciar la siembra de árboles. Aquí, no sé cómo es que pensamos. Parece que pensamos de manera inversa, porque eso es descabellado, tratar de eliminar las caobas en lugar de sembrar más”, deploró Echavarría.

Asimismo, manifestó que otro motivo que se argumenta para el corte de esas plantas es que hay muchos accidentes por ahí, pero precisa que los árboles no tienen movilidad y “no consumen drogas; no se emborrachan; no se le atraviesan a las personas para que hagan tal justificación”.

Subraya que “aquí tenemos una situación paradójica, en la que quieren cercenar los árboles que quedan. La capa boscosa dominicana cada día va en detrimento. Ahora con el tema de las despoblaciones de los haitianos, se está acabando con la poca flora que tenemos”, indicó.

También agregó que sería bueno cuestionarse sí hay algún interés económico detrás. La Caoba no sólo es el árbol nacional, sino que es una madera preciosa y en el mercado es muy costosa. Por eso, un grupo de ciudadanos se opone rotundamente a que se corten más de 100 troncos de caobas adultas.

Además, resaltó que esas plantas son filtros purificadores de aire. El volumen de vehículos que pasa por ahí es inmenso, y el papel de esos árboles es desintoxicar. Los expertos indican que los arquitectos pueden hacer un trazado en el que se preserven esos árboles, y más en esa zona que hay muchísima caña, se puede hacer una obra de ingeniería preciosa.

“Quizás se imponga el abuso de poder. Aquí no tenemos autoridades medioambientales. Existen para una cosa y para otras no. A estas alturas la Dirección Provincial de Medio Ambiente debió haber enviado un informe al ministro, Francisco Domínguez Brito, y una comisión hubiese venido a inspeccionar eso”, puntualizó Echavarría.

En tanto, la ciudadana Jacqueline Güilamo sostuvo que en la provincia La Altagracia los árboles “viven llorando” ante la madre naturaleza, porque cada vez que toca remodelar y organizar el entorno urbano hay que cometer un genocidio forestal en perjuicio de la arboleda que purifica y oxigena el aire que se respira.

“Son mínimos los grupos sociales que se pueda decir que protegen el medio ambiente. Es evidente la falta de conciencia sobre cuido y poda de árboles; luego, seremos un desierto y las próximas cosechas humanas se verán en una playa casi fenecida, tratando de buscar agua para desalinizarla, ya que por los crímenes ecológicos se desaparecerá”, expresó.

Por otro lado, el comunicador Abigail Báez Santana resaltó que el país cuenta con un marco jurídico favorable para la protección del medio ambiente. Ante esta situación, la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales queda sólo en letras muertas y no se aplica en los casos de real importancia, ya que con la construcción de la nueva entrada a Higüey se plantea el corte indiscriminado de decenas de árboles de caoba, la mayoría de amplio grosor.

Además, manifestó que la construcción de esta obra viene a embellecer y transformar positivamente el acceso a Higüey, incluso a aumentar la seguridad para los que transitan por dicha vía. Sin embargo, dijo que no se toma en cuenta el respeto por la naturaleza, una conducta que ha sido constante en las autoridades municipales y ahora se agrega el gobierno central.

Báez Santana recordó que “el presidente de la República, Danilo Medina, en una ocasión dijo que las lomas y montañas se están quedando peladas, y en otra oportunidad expresó que todo aquel que corte un árbol, iría preso. No obstante, tenemos el silencio de las autoridades locales, en especial las de Medio Ambiente”.

Destacó que este suicidio ambiental puede evitarse reorganizándose la entrada de manera que no sea necesario el corte de estos pulmones naturales. Indicó que de continuar con la deforestación en un futuro cercano, este país será el próximo Haití en materia de medio ambiente.

Obras Públicas

Ramón Güilamo Alfonso.
Ramón Güilamo Alfonso.

El gobernador provincial, Ramón Güilamo Alfonso, al cuestionarle sobre el posible corte de las caobas, explicó: “Creo que tenemos una deuda con los medios de comunicación y con la sociedad, de hacer una reunión con Obras Públicas y la empresa que se encargará de construir la entrada a Higüey y conocer los diseños para saber específicamente qué se hará en esa vía”.

Agregó que “actualmente se realizan los trabajos topográficos, pero no puedo decir si se tocarán o no los árboles; pienso que se hará todo lo que haya que hacer para realizar una entrada que sea funcional, sobre todo la parte que conecta con la autovía del Coral, la cual tiene un error de diseño porque no se hizo una entrada adecuada a Higüey”.

Además, agregó que todo debe hacerse sobre la base de las vías existentes, no se puede hacer una entrada por otro lado, esa tiene que ser ampliada e iluminada.

Sugerencia

Para el ingeniero civil Manuel Alejandro Castillo Peralta, los árboles de caoba ubicados en la carretera Higüey-Yuma, son un ícono de Higüey. Señala que todo el que creció ha vivido aquí y ha transitado por esa vía ha visto esas matas, que ya son emblemáticas de la carretera. Aparte de esto, es el árbol nacional y no es factible que si se pueden salvar se corten.

Manuel Alejandro Castillo.
Manuel Alejandro Castillo.

Castillo Peralta en su sugerencia para salvar los árboles citó como ejemplo la carretera Bonao-Santo Domingo, autopista Duarte, en la cual se utilizó la carretera vieja como un trazado, y se hizo una calle nueva con dos carriles de ida y dos para regresar, y que lo mismo se pudiese hacer en la carretera Higüey-Yuma.

“Aquí se podría utilizar la carretera vieja en una sola dirección y hacer una nueva paralela, dejando los árboles en el medio de manera que no se dañen. Obviamente, para eso hay que hacer ciertas inversiones, pero nada es más valioso que salvar la naturaleza”, puntualizó.