Alfredo Zapata, joven promesa del boxeo carece de recursos para continuar peleando

Melvin Mingó /[email protected]

VERÓN. Alfredo Zapata inscribió su nombre en la historia deportiva de esta comunidad al convertirse en el primer boxeador, hecho en la zona turística, que da el salto al profesionalismo. El joven, nativo de Los Alcarrizos, que llegó en 2011 a la comunidad turística para acompañar a su madre a trabajar para el sustento de ella y su familia, nunca pensó que luego de cumplir su cometido a nivel amateur, en la Escuela de Boxeo Punta Cana, enfrentaría día a día una difícil pelea contra la falta de apoyo para mantenerse en el profesionalismo.

“He realizado dos peleas a nivel profesional. Para la primera pelea tuve que ir hasta Santo Domingo para una preparación de cuatro meses, con un maestro llamado Alcibíades. Yo vivía en Sabana Perdida y el gimnasio quedaba en La Victoria y yo corría todos los días desde mi casa al gimnasio”, narra Alfredo Zapata.

Esa primera pelea fue en Sosúa, Puerto Plata, y el anhelado debut como profesional fue sellado con potente nocáut técnico en el tercer asalto.

Desde entonces trabaja con Francisco Contreras, un entrenador romanense que ha creído en su potencial y que lo llevó de la mano hasta su segunda pelea.

Dicho enfrentamiento fue en diciembre pasado, en una cartelera organizada por la Universal Boxing Association y donde Zapata volvió a noquear a su oponente para colocarse con récord de 2-0. “La Escuela de Boxeo Punta Cana trabaja a nivel amateur.

Alfredo Zapata junto a su familia.
Alfredo Zapata ha pasado al profesionalismo y eso requiere de otra preparación que nosotros como Escuela no podemos trabajar porque las reglas son diferentes”, indicó Félix Martínez, presidente de la academia. Agregó que “a Zapata hay que garantizarle una mejor alimentación y por lo menos algo básico con que el pueda mantener a su niña y a su esposa”.

El púgil veronense todavía no ha firmado contrato con ningún promotor y, según nos cuenta John Cruz, para que esto suceda Alfredo Zapata debe “hacer récord”, es decir, aumentar la cantidad de peleas y su foja.

“Esta es una etapa difícil para boxeador profesional porque hasta para cada pelea a gastos en la preparación, gastos de viaje, cubrir gastos de su entrenador y aún más, hay pa garle al oponente”, explica John Cruz, empresario de Bávaro que ha tocado puertas a alguno de sus amigos. Cruz informó que “hemos realizado un presupuesto sobre los costos y la suma que nos da para cada pelea sería unos 25 mil pesos, una cifra que cualquier empresa de la zona puede aportar como patrocinador y hacer posible que este muchacho siga adelante con su carrera”.

El Tiempo habló con el entrenador del boxeador, Francisco Contreras, quien aseguró que este diamante en bruto tiene todas las condiciones de convertirse en campeón mundial. “La meta para este año es que él (Alfredo Zapata) realice de cinco a seis peleas para que el año que viene él pueda optar por un título mundial”, dijo su entrenador quien adelantó que la próxima pelea del novel boxeador radicado en Verón será este mismo mes enero.