Alertan sobre brote de enfermedades por pestilencias en el mercado municipal La Romana

María Herrera / [email protected]

LA ROMANA. Comerciantes y personas residentes en las proximidades del mercado municipal de esta ciudad, denunciaron que cada día se ven expuestos al hedor nauseabundo provocado por las aguas negras que destilan de ese centro de comercialización de mercancías diversas. Dijeron que esta situación los coloca ante el riesgo de enfermarse de gripe y otras afecciones, además de que tienen que aguantar el mal olor.

Rubén Jiménez, quien lleva ocho años, laborando en el mercado, dijo que la situación es muy difícil, ya que a su entender ese lugar no está apto para seguir abasteciendo los alimentos a los munícipes de esta ciudad. “Mira la condición en la que tenemos la calle principal; nunca he visto el síndico pasar por aquí y ver las condiciones en que esto se encuentra: la basura, la sangre corre por las aceras, y el mar olor es terrible, no lo aguantamos”, señaló Jiménez.

Dijo que donde está el depósito de la basura es donde se hace más fuerte el hedor, lo que entiende aumenta las posibilidades de que se produzcan focos de contaminación. A esto se suma la sangre podrida que corre y se acumula en la acera, lo que los comerciantes consideran les genera importantes pérdidas.

Esto último, debido a que los clientes cuando van al mercado no aguantan el mal olor, por lo que le exhortan a las autoridades municipales que vallan en su auxilio. proceso transparente, en franco cumplimiento a la ley 340-00. Este proceso fue llevado al pie de la letra y se irá realizando de esta forma”, dijo el consultor jurídico de la alcaldía, Carlos Rodríguez Wester.

La presentación de estas cinco nuevas unidades tuvo lugar en el parque central de esta ciudad, donde el alcalde José Reyes destacó la importancia de realizar este tipo de procesos. “Desde que llegamos, tratamos de hacer la cosas trasparentes y con honestidad. La Romana es un pueblo turístico, por lo tanto debe dar su mejor cara a todos esos visitantes internacionales”, señaló Reyes.

Dichos camiones estarán reforzando a los ya existentes, pero se concentrarán en el centro de la ciudad y zonas aledañas. Al finalizar la actividad, se realizó un desfile alrededor del parque. Félix Pimentel, quien dijo tener 12 años residiendo próximo al mercado, explicó que el hedor les molesta en el día y durante la noche, sobre todo, cuando están comiendo, por la pestilencia que produce el agua posada y la basura que lazan a ese lugar. Indicó que la única alternativa para soportar ese olor desagradable es taparse las narices, “porque no hay de otra”.

Resaltó que han elevado sus quejas en varias ocasiones, pero todavía no reciben respuestas. Entiende que la solución es limpiar el mercado y todas esas aguas residuales. Otra de las situaciones que según dijeron les ha afectado, es la falta de agua.

Afirman que una ocasión duraron tres meses y medio sin el preciado líquido, viéndose en la obligación de tener que comprar camiones de agua semanalmente, a 60 pesos, para poder abastecerse. Incluso, aseguran que tuvieron que acudir a un hotel que les queda próximo a buscar agua.