Lugar donde encontraron a un hombre de 80 años ahorcado.

Alerta por altos niveles de suicidio en La Altagracia

 

Este hombre se suicidó por problemas económicos y sentimentales, supuestamente.

HIGÜEY. Según reportes, La Altagracia figura entre las provincias con mayor índice de suicidio, pues tan solo el pasado año se registraron 23 de este tipo de muerte, mientras que en el 2017 los casos estuvieron por encima de 10.

Los hechos más recientes ocurridos en el municipio de Higüey se produjeron el pasado jueves. Este día, un señor de 80 años se ahorcó en su vivienda ubicada en el sector Antonio Guzmán, quien padecía de cataratas y había sufrido tres infartos, según explicaron sus familiares.

Mientras que en la madrugada del domingo 10 del presente mes, el joven José Miguel Santana, mejor conocido como Joel, de 35 años, se disparó con una pistola calibre 9 milímetros, luego de tener una discusión con su pareja, de acuerdo a la información ofrecida por la Policía Nacional.

Se dijo, además, que Santana tenía problemas económicos. El psiquiatra y psicoterapeuta Juan Santana sostuvo que dentro de los diferentes factores que influyen en el aumento del suicidio la depresión es la principal causa, cuya prevalencia a nivel mundial y nacional está en un 30 por ciento; antes era de un 20.

Esta enfermedad hace que el individuo no le vea sentido a la vida, hasta que llega a profundizarse y comienzan a “oír voces que le dicen que se quite la vida”. Otra causa es el estrés constante al que están expuestos los seres humanos. “La vida le pasa por encima y no están viviendo.

Es decir, no se dedican a ellos, sino a las cosas superfluas; a vivir por y para otro. Entonces, cuando caen en la realidad, se deprimen”, añadió el galeno. También, el suicidio es la segunda causa de muerte en la juventud, porque ellos tienen menos capacidad de solucionar conflictos. De acuerdo a Santana, hay jóvenes que por algo que ha existido siempre, como es el acoso escolar o los sobrenombres, hasta por eso se suicidan.

“Sin embargo, las personas deberían entender que la vida es hermosa; debe haber un motivo para vivirla, y que no importa la condición física que posees. Pero si se comparan con los demás, siempre habrá personas diferentes y eso no te hace ni mayor ni mejor ser humano”, apunta Santana.

Por eso, exhorta a los padres a formar a sus hijos en valores y estar pendientes de ellos. En el caso de las parejas, el especialista en salud mental sugiere que cada uno sienta amor por sí mismo, y que reconozcan que la felicidad no puede depender de la sociedad ni del dinero, sino de su actitud positiva ante la vida.

Además, aclaró que no es cierto que el hombre tienda a quitarse la vida más que la mujer, sino que las mujeres lo intentan más, pero lo logran menos. Pero los varones cuando atentan contra su vida utilizan métodos más fuertes, como las armas de fuego o una soga para ahorcarse.

De igual forma, señaló que cuando una persona dice que quiere morirse, ya es una alerta roja para ponerle atención y buscar ayuda de un profesional de la salud mental, con sentido de urgencia.

Educar en valores

El psicólogo Luis Emilio Jiménez coincide con el psiquiatra Santana en que se debe educar en valores, consideró que hay que tener más valores familiares, ir a la raíz, que son los niños, educarlos en buenos modales y valores.

Dijo que el Gobierno debe empoderarse y ser más eficiente. “Si se controlara el consumo de alcohol y de drogas, podría reducirse un poco”, sostuvo Jiménez. Aseguró que si se hiciera una buena campaña publicitaria sobre la prevención del suicidio, pudiese llegar el mensaje para evitarlo, aunque no en la magnitud que se debería.

“Si se controla la parte emocional podría reducirse. El problema es que el adulto no reconoce lo que tiene. Hay gente que piensa que la salud mental es algo ficticio y que no le puede pasar”, indicó Jiménez.

Juan Santana, psiquiatra y Emilio Jiménez, sicólogo

Dijo que otras causas son el trastorno límite de la personalidad, donde la persona se encuentra en una situación de no poder hacer las cosas que anhela, y llega a perder el control hasta de sí mismo.

También el consumo de alcohol y drogas, estrés post traumático, que es cuando un evento marca al individuo y no lo trata; también la esquizofrenia En el caso de las parejas, donde supuestamente el hombre se suicida por una discusión, por lo general ese individuo viene arrastrando varias discusiones, por eso se recomienda que tenga que madurar como persona para iniciar una relación y luego madurar como parejas.

“Cuando no hay comunicación, afecto ni ese acercamiento, si no funciona y luego que haya una agresión física, verbal, situaciones económicas. Esas son alertas y si no se resuelven en el momento es más difícil y vienen los homicidios y suicidios”, subrayó Jiménez.

Las deudas

Otro componente común en los casos de suicidio, son las deudas.  El asesor financiero Frank Marrero explicó que la clave para enfrentar las deudas, es la autoestima. Manifestó que por lo general quien está endeudado, si no tiene el control de su autoestima, cae en depresión y podría llegar al suicidio.

Asimismo, mencionó que lo primero que debe hacer el individuo es reconocer que está sobre endeudado, identificar todas y cada una de sus deudas, los montos, las tasas, y hacer un presupuesto para identificar dónde se podrían reducir los gastos para buscar ese dinero e iniciar un proceso de pago.

También, se debe buscar la posibilidad de obtener un ingreso económico extra, realizar actividades que no interfieran con su trabajo actual o fijo. “Cuando tú tienes el conocimiento y la información, tienes el poder. La gente cuando sabe el problema que tiene, es que toma las medidas de lugar; además, reconocer sus deudas y saber en qué gastó ese dinero”, destaca Marrero.

En caso de que la persona gastara en bienes materiales, éstos podrían venderse para recuperar algo de ese dinero y pagarlo a las deudas. Enfatizó que lo importante para no caer en un suicidio económico es elevar la autoestima, y saber que todo problema tiene solución. Igualmente, tomar en cuenta que una deuda no se soluciona de un día para otro. Además, recomendó que deben de hablar con sus acreedores, informarles de su situación y hacer un plan de pago, y si no se puede pagar en el momento, reconocer ese compromiso ante la persona a la cual le adeuda.

La autoestima se eleva poniéndose positivo; la mayoría de las personas caen en deudas y se recuperan. Los casos de que las deudas llevan al suicidio en comparación con los que están endeudados, son mínimos.

Se recomienda salir primero de las deudas más pequeñas y las mayores para el final”, agregó Marrero. De igual forma, restringir los gastos, no dilapidar el dinero. “El que está endeudado no debe gastar en nada que no sea su alimentación, la salud, el pago de sus deudas y el ahorro, que es fundamental. Tampoco las deudas se enfrentan con los juegos de azar; por el contrario, dejan pérdidas”, puntualizó el asesor financiero.