Fachada del Ayuntamiento de Higüey.

Alcaldía de Higüey exhibe pocos logros en primer trimestre de nueva gestión municipal

Romayra Morla / [email protected]

HIGÜEY. En esta semana se cumplirán los primeros cien días de la nueva gestión municipal de esta demarcación. Sin embargo, son mínimos los logros que podría exhibir el cabildo del municipio de Higüey. Esos tres meses, aunque son vistos como un tiempo de gracia a las autoridades, los ciudadanos siempre esperan resultados tangibles o que, por lo menos, se den los pasos para alcanzarlo.

El regidor por el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), Ismael Tavares, expresó que al hacer una evaluación de la parte operativa del Ayuntamiento, considera que no cree que haya mucho que valorar en estos primeros cien días. En una escala del uno al diez, dijo que le otorgaría un cuatro.

“Con relación al Concejo de Regidores, se han realizado algunas secciones; algunas resoluciones, la gran mayoría, a veces son para dar reconocimientos, pero como no hubo un cambio que era lo que la gente esperaba en el municipio de Higüey, todo ha seguido igual y hasta un poco menos de como estaba”, enfatizó Tavares.

Además, consideró que no es un problema de 100 días, y que lo que hay que hacer es trabajar y resolver el tema de la basura, el problema del tránsito, la iluminación y el deterioro de las calles.

“Tratar de llegar en armonía con las autoridades locales y sacar una comisión que vaya a Santo Domingo o convoque las autoridades nacionales para que ciertas cosas que estamos consciente que el ayuntamiento no tiene los recursos para hacerla y que la sociedad demanda como es el caso de un mercado”, expresó.

Hay que tratar de resolver los problemas de los 58 barrios que tiene este municipio. No obstante, cuando se trata el tema, la respuesta es que “no hay presupuesto”. Taveras entiende que esa es la dura realidad y no puede ser sólo el Concejo de Regidores que debe quejarse, sino que la sociedad también tiene que empoderarse y exigir más de sus autoridades.

En tanto que la también regidora del BIS, Magalis Reyes, manifestó que el tema de los 100 días es más aplicable cuando se producen cambios, porque “lamentablemente” las distintas administraciones del Ayuntamiento lo que han hecho es continuar obras ya iniciadas. Dijo que no se ven innovaciones, y que el plan operativo como en las gestiones nuevas sí se sienten y ponen en marcha sus planes de trabajo.

Dijo, además, que en una gestión como la actual, donde la alcaldesa está repitiendo su cuarto período, pues no se ha sentido nada nuevo, porque a su juicio es una gestión que ha seguido con su mismo ritmo de hacer las cosas y no observa que se pueda hablar de logros.

“Hasta ahora se ha estado planteando en varias reuniones buscar soluciones al tema del tránsito en la ciudad, la basura y la situación de calamidad que hay en los diferentes sectores”, señaló.

También destacó que las necesidades de Higüey son tan amplias que para verse mejoría debe producirse por lo menos 10 años de trabajo continuo muy intenso para que la población pueda sentirla. Sin embargo, resaltó que si se ejecuta la propuesta sobre el transito que presentaron como equipo de regidores; en los próximos días podría haber una mejora.

Obras inconclusas y paralizadas

Por otro lado, Máximo de los Santos, presidente de la Asociación de Juntas de Vecinos de la zona Oeste del municipio de Higüey, que abarca los sectores San Pedro, Los Rosales I, II y III, Sajour, Los Prados, entre otros, dijo que en cuanto a su apreciación de estos primeros cien días le daría un tres de diez a las autoridades municipales, ya que se ven los contenedores y las calles repletos de basura.

Además, agregó que las obras del presupuesto participativo 2016 en su mayoría están todas paralizadas en la zona Oeste, en Los Prados faltan varias calles por aceras, contenes y caliche, se aproxima el mes de diciembres y será prácticamente imposible que la terminen en este año.

“En Villa Cristal I, faltan dos calles por aceras y contenes, encalichado. En el barrio San Pedro, no se ha hecho nada; la calle Ñ, 15 y Joaquín Balaguer. Este barrio es el olvidado”, deploró De los Santos.

De igual manera, sostuvo que del presupuesto participativo del 2015 tienen pendiente el puente que une a Villa Cristal I con Villa Cristal Centro, el cual afecta a alrededor de 3 mil personas que tienen que transitar por esa vía. También, en la calle Rina Castillo, en Los Rosales III, estaba contemplada una línea subterránea para dividir el agua, y todavía no se ha hecho. “Están muy atrasados los trabajos y le exigimos al Ayuntamiento que cumpla con la ejecutoria del presupuesto participativo”, expresó De los Santos.

La misma situación se da en el barrio Villa Cerro, donde hay varias obras sin terminar y otras nunca las iniciaron. Así lo confirmó Jesús Antonio Mota, presidente de la Asociación de Juntas de Vecinos. Esas obras pertenecen al presupuesto participativo 2015-2016.

Asimismo, mencionó los casos de Barrio Lindo y La Cabrera que les falta encalicharle las calles, en Villa Cerro Inicial, el alcantarillado pluvial, mientras que en Villa las Colinas se aprobó un puente tipo cajón, que no ha iniciado, y en Villa Jardín las aceras y los contenes están paralizados. Durante estos tres meses, el Ayuntamiento no ha dado prioridad a concluir esas infraestructuras. Es decir, no se ha hecho nada, lamentó Mota, pastor y dirigente comunitario.

Distritos municipales

La administración del distrito municipal de Verón-Punta Cana, en una entrevista que ofreció al semanario BávaroNews, informó que en sus primeros 60 días de gestión ya había alcanzado varios logros importantes, como la construcción y readecuación de 31 imbornales y puesta en funcionamiento de los cabildos abiertos con los diferentes sectores de esa comunidad.

También, la contratación de nuevo personal para la recogida de basura, la cual según las autoridades de este distrito municipal está controlada en 90. Igualmente, nombraron 20 nuevos policías municipales que serán utilizadas en diversas funciones que tienen que ver con el bienestar de la comunidad.

Además, equiparon la infraestructura del cabildo, construcción de badenes y ejecución de planes de asistencia social.

Mientras que, al igual que en Higüey, las comunidades de La Otra Banda, Las Lagunas de Nisibón, Boca de Yuma, San Rafael del Yuma y Bayahibe, son muy pocos lo logros que puedan resaltar en estos tres primeros meses de gestión municipal.