Alcalde José Reyes: “El Departamento Legal entenderá si se necesita hacer concurso”

LA ROMANA. El tema sobre el contrato que acordó el Ayuntamiento en esta ciudad sobre el cobro de la publicidad visual con la empresa Digital Promotion Services parece no acabarse, y se abre un abanico de posibilidades donde ambas partes no piensan ceder en este proceso.

La reciénte suspensión de los efectos del contrato por parte de la Cámara Civil y Comercial de La Romana puso en jaque esta concesión, aprobada por el Consejo de Regidores y la cual pidió ser investigada por el abogado y ex regidor Jesús Antonio Medina (Wanchy), debido a que no agotó los procesos requeridos por la Ley de Municipios y de Contrataciones Públicas.

Con esta sentencia, ambas partes quedan a la espera del fallo emitido por este tribunal, el cual decidirá el fin o continuación de este caso que ha acaparado la atención a nivel local y nacional.

La presidenta del Consejo de Regidores, Orfelina Valdez, reconoció que el contrato “no pasó por un proceso de licitación”, con lo que deja claro que aún no estaba constituido el comité de compras y contrataciones de la Alcaldía al momento de su firma.

“Esta cancelado hasta el momento. Estamos esperando el tiempo para dar todos los trámites y hacer el concurso de manera correcta, convocar a los medios y realizar la licitación para concursar junto con ellos”, explicó Valdez.

En los pasillos de la Alcaldía se comenta que en el Consejo de Regidores, en diciembre del 2017, se presentó originalmente un proyecto de “Nomenclatura y reordenamiento de las calles de La Romana”, donde la mayoría aprobó esta disposición y no otra que involucrara recaudación de arbitrios por publicidad visual.

La regidora Valdez refutó esta versión, acotando que “todo lo que pasa en el Consejo de Regidores se analiza”. No niega que hubo algunos términos que no coincidían, pero que se realizaron enmiendas al contrato que le favorecieron para que pudiese ser certificado. Valdez, quien asumió la presidencia del Consejo de Regidores, en el 2016 expresó que todos los miembros de este organismo están trabajando en pro de los munícipes de La Romana.

Por otra parte, el actual incumbente de la Alcaldía de esta ciudad, José Reyes, expresó que el Departamento Jurídico ha recibido ambas sentencias, y puntualiza que es un derecho de cualquier ciudadano denunciar cualquier cosa que crea no esté bajo los lineamientos correctos.

Centro de Cobros cerrado luego de la sentencia de la Cámara Civil.

“Nuestro Departamento Jurídico está analizando ambas sentencias, y en su momento serán respondidas ante la prensa. No vemos mal que ningún ciudadano cuestione algún contrato de este Ayuntamiento, porque está en su pleno derecho. El departamento legal es el que entenderá si se necesita hacer un concurso donde esta empresa esté participando”, expuso Reyes.

 La empresa se defiende

El representante de Digital Promotion Services, Omar Díaz, dijo que este conflicto ha sido “una falta de la Alcaldía”, no de ellos, y que han tomado este tema como “un conejillo de indias”.

Señala que “hemos recibido todas las notificaciones y en su momentos haremos nuestra defensa. Este problema surge por una falta de la Alcaldía, y no de nosotros, quienes simplemente presentamos una propuesta a la Alcaldía, la cual fue aprobada”, indicó Díaz. Subrayó que hay personas en las redes sociales y medios de comunicación diciendo que el contrato se anuló sin todavía darse un fallo definitivo.

Dijo que no se opone a un concurso para esta concesión, pero sostiene que hay que esperar el fallo definitivo por parte de la Cámara Civil y Comercial de La Romana. Díaz mantiene la idea de que esta investigación realizada por el ex concejal y jurista Wanchy Medina tiene un trasfondo político, el cual entiende ha querido negar.

“Esto no ha salido a la luz porque se saltó un proceso o no, sino por una persona ex regidor que está guapito porque quería una posición en la Alcaldía y no se la han dado, por lo tanto él está en contra de ellos, no directamente de nosotros”, dijo Díaz.

Otra de las cosas que defendió fue el monto del contrato, diciendo que no es “el gran negocio” que la gente cree. “Nosotros no tenemos tal cual el 45% del contrato. Una vez cubrimos la base del Ayuntamiento (1 millón 50 mil pesos) viene la partidura de 45 y 55 por ciento, donde de nuestra partida sacamos gastos de operaciones”, explicó Díaz.

Varios dueños de negocios han externado a través de sus redes sociales el monto elevado que se le estaba aplicando al cobro de los letreros por parte de la compañía, a lo que el presidente de Digital Promotion Service respondió diciendo: “Los empresarios no quieren aportar a La Romana; todo lo quieren manejar al ojo por ciento y nosotros facturamos de acuerdo a las medidas de cada letrero”, decía una de estas expresiones subida a las redes. La compañía ha cesado sus operaciones de cobro, para así evitar el astreinte fallado en su contra hasta que se emita un fallo definitivo.

El jurista Jesús Antonio Medina, quien ha encabezado la investigación, reitera que este contrato es “leonino” y que el Ayuntamiento debió contratar empleados eficientes, que puedan hacer este trabajo y así no dejar de percibir un porcentaje tan alto de sus arbitrios.

Sostiene que estos dos valores jurídicos reafirman que este proceso no fue de manera transparente, y que por tanto dos organizaciones de esa estirpe no pueden estar equivocadas. Mantiene que las declaraciones en su contra con respecto a lo que motiva a este abogado a realizar esta denuncia son “sin base”, ya que asegura cuenta con una firma de abogados y mantiene que puede vivir sin un ingreso de alguna institución pública, “sin ningún problema”.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews