Una de las mesas locales de Seguridad Ciudadana.
Una de las mesas locales de Seguridad Ciudadana.

Inseguridad atemoriza a Higüey, pero Policía dice erradicar delitos debe ser tarea de Dios

Romayra Morla / [email protected]

HIGÜEY. La ola de robos, atracos y otros delitos continúan afectando el ritmo de vida normal en este municipio. Sin embargo, las autoridades del cuerpo policial apostado en esta ciudad consideran que la criminalidad y la delincuencia han disminuido en los últimos días, y de modo muy significativo.

El comandante policial en Higüey, coronel Julio César Pulinario, expresó a El Tiempo que La Altagracia es una provincia donde existe un alto porcentaje de empleos y dinamismo económico, lo que a su vez arrastra la criminalidad y hechos delictivos.

Asimismo, señaló que durante las tres semanas que tiene en esta demarcación se registra en la recepción de denuncias por robos y atracos una reducción de aproximadamente un 20% en la ocurrencia de crímenes y delitos.

Aquí tenemos alrededor de 300 mil personas que son residentes fijos, más una población flotante. Hay muchos atracos, muchos robos, porque hay un gran incremento de personas que trabajan para los hoteles. Pero estamos con un plan operativo para disminuir considerablemente ese flagelo”, aseguró Pulinario.

Coronel Julio César Pulinario.
Coronel Julio César Pulinario.

Sin embargo, aclaró que la erradicación y disminución de la inseguridad no es lo mismo. Explicó que la erradicación de la delincuencia es algo que “tiene que venir de Dios”, y que sea Él quien toque los corazones y ponga en sus manos este gran problema, aunque señala que con la educación también se podría reducir ese flagelo que tanto afecta a la sociedad.

En los recientes operativos que realiza la Policía constantemente se han recuperado armas de fuego y varias motocicletas. Pulinario señala que estos operativos “traen sus buenas repercusiones; no son para llevarles malestar a los ciudadanos que día a día se desplazan de un punto a otro, sino con el fin de contrarrestar cualquier tipo de delincuencia, explicó el alto oficial policial.

“Hay personas que vienen de otros poblados a realizar sus fechorías, y con esos operativos que hacemos tratamos de reducirlos. Los heridos y muertes violentas se han reducido ampliamente”, manifestó.

Las estadísticas demuestran que la mayor cantidad de atracos se cometen en motocicletas. Esos motores que no tienen documentos o que el dueño no presenta ninguna identificación que demuestre que trabaja en alguna institución, se llevan a la Policía para ser depurados, y si se comprueba que no tienen nada comprometedor, se dejan en libertad, puntualizó Pulinario.

Al referirse a los equipos que tienen disponibles, expresó que “donde realmente se ve la gerencia de un comandante, es cuando con lo poco puede hacer mucho. Necesitamos más vehículos y agentes, pero con los que tenemos hay que hacer el trabajo”.

El cuerpo del orden en Higüey en la actualidad cuenta con 12 motocicletas que realizan labores de patrullaje en el casco urbano; 2 camiones y 2 camionetas. En los operativos participan entre 60 y 70 agentes policiales. En algunas ocasiones, estas jornadas preventivas se hacen de forma combinada, donde participan personal del Ejército, la Dirección Central Antinarcóticos de la Policía (Dican) y la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim).

También, exhortó a la población higüeyana a no exponerse ante los delincuentes con celulares en la calle, con objetos de valor que puedan llamar la atención de los rateros. Además, solicitó que hagan sus denuncias para así tener un soporte jurídico que les permita dar seguimientos a los casos.

Fiscalía

De acuerdo con la información suministrada por el fiscal titular de La Altagracia, Edwin Encarnación Medina, en el mes de septiembre se registraron 39 casos de robos que fueron procesados en la Justicia, de los cuales 19 están en prisión preventiva y los 20 restantes obtuvieron otro tipo de medida de coerción.

Edwin Encarnación.
Edwin Encarnación.

Mientras que en el mes de octubre se procesaron 26 casos, y de esa cantidad 18 guardan prisión preventiva y los ocho restantes recibieron otras medidas. Durante esos dos meses se judicializaron en total 57 casos de robos, de los cuales 15 fueron atracos y 42 robos. Es decir, donde las víctimas no recibieron ningún tipo de agresión física ni verbal.

Encarnación Medina sostuvo que con la designación de un fiscal exclusivo para los casos de robo se pretende motivar a que las victimas confíen en el sistema de justicia y procuren darle seguimiento a los casos. Es decir, ir a las audiencias, porque por lo general las personas no asisten y se caen los procesos.

Lamentos de víctimas

Aunque muchas personas que son víctimas de robos y asaltos no se querellan formalmente, hay otros que sí acuden a denunciarlos, como es el caso de la señora Yudelkis Cabrera, quien lamentó el robo de su passola. Al momento en que fue despojada de su medio de transporte, Cabrera aún tenía pendiente saldar cuatro pagares como parte del financiamiento de ese vehículo.

Mientras que Antonio Santos narra que cuando llegó a una parada de transporte para trasladarse a su casa, apareció un motorista de la nada y lo obligó a entregarle sus pertenencias. “Me dijo, ‘dame todo lo que tú tienes. Le pasé mi cartera; sacó el dinero y me la lanzó. Y me dio un machetazo, porque forcejé con él”, narró Santos. Este hecho ocurrió alrededor de la 1:00 de la madrugada y lo despojaron de 7 mil 800.

También, el joven Wander Ramírez, expresó que le robaron en los alrededores del Mercado Municipal un motor modelo Nipponia color negro.

Mesa local de seguridad ciudadana

Karina Aristy
Karina Aristy

A propósito de inseguridad, el pasado martes se formó en el Ayuntamiento de Higüey, junto a las autoridades del Ministerio de Interior y Policía, “la mesa local de Seguridad Ciudadana y Género”, la cual se creó mediante el decreto número 121-13, con la finalidad de enfrentar el problema de seguridad ciudadana.

La alcaldesa de Higüey, Karina Aristy, reconoció que en otras ocasiones se había intentado dar respuesta a este mal de la inseguridad. Pero dijo que con esta iniciativa se trabajará con hechos y no con palabras.

De su lado, el gobernador provincial, Ramón Güilamo Alfonso, sostuvo que en La Altagracia es donde se registran los mayores niveles de inseguridad, y entiende que esto se debe a que es una provincia con un desarrollo económico extraordinario. Además, dijo que “aquí hay de todo mucho y el problema de la delincuencia, del crimen y del delito no es la excepción”.

Ramón Güilamo Alfonso.
Ramón Güilamo Alfonso.

Añade que “en esta nueva gestión del Gobierno, el presidente de la República ha decidido encarar con firmeza el problema de la seguridad, y es por eso que se ha procedido a revisar una serie de instrumentos que se habían implementado para lograr una mayor articulación de las instituciones públicas y revisar las políticas públicas para garantizar la seguridad ciudadana”, indicó Güilamo Alfonso.

Durante ese encuentro, se formaron varias mesas locales integradas por representantes del Poder Ejecutivo, Interior y Policía, la alcaldesa, el Ministerio Público, de la sociedad civil y organismos no gubernamentales.
En cada una de esas mesas se expondrá las necesidades existentes en materia de seguridad ciudadana y género que hay en los diferentes sectores de la sociedad altagraciana. Luego que se haga ese levantamiento de la realidad que inquiete a los ciudadanos, se elaborará entonces un plan para enfrentarlo.

El representante de Interior y Policía, Antonio Picel, manifestó que la delincuencia no se puede combatir de manera individual, sino organizada y colectivamente, empezando por las familias y todas las instituciones. Dio que solo así se podrá enfrentar este mal.