160 palabras / No quiero que me den la razón

Ramón Zorrilla.

RAMÓN ZORRILLA /
[email protected]

Por naturaleza los seres humanos queremos tener muchas cosas, especialmente queremos que nos den la razón. En mi caso particular no soy amante del ”dao”, es decir, no me agrada ni busco que me den nada, porque, eso implica que no te lo has ganado, tanto es así que cuando alguien levanta la mano en una caravana política, reclama, después de las elecciones: ”quiero que me den lo mío”, como si hubiera mandado guardar algo.
Tan opuesto al dao estoy, que no quiero que me den, ni siquiera la razón. Por algo muy sencillo y elemental, a uno le dan lo que no tiene. Me gusta tener razón, obviamente, pero entre tenerla y que me la den hay una gran diferencia. De hecho, en el lenguaje coloquial cuando alguien quiere terminar una discusión suele decirte: “ok, tú tienes razón”, entendiendo que no es la verdad lo que se busca, sino tener la razón.